Compartir
Publicidad

La mujer y el marketing Boca a Boca

La mujer y el marketing Boca a Boca
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me ha parecido muy interesante una entrada del Blog Church of the Customer. Están especializados en el Marketing Boca a Boca, en el el Marketing del Rumor o Buzz Marketing y, en el post que señalo, se trata de hablar de estos temas desde la óptica de las clientas femeninas. Para ello recurren a un cuestionario a una autora especializada en este tipo de segmentación, Michelle Miller.

Adminto que este es un tema resbaladizo, donde la opinión pesa más que la información en muchas ocasiones, y donde puede haber diferencias culturales entre países. Pero habida cuenta de la importancia, actual y potencial, de las mujeres en los mercados, me parece que un pequeño empresario debe hacerse preguntas similares y tener en cuenta las respuestas.

¿Cuáles son las cinco conclusiones del post?

  • Hombres y mujeres somos diferentes a la hora de compartir la información, de dar recomendaciones comerciales, de consumo. Miller defiende que las mujeres son, debido a una base neurológica, seres mucho más sociales que los hombres. Luego recomiendan más, y se sienten mejor haciéndolo. Por tanto, si esto es así, la conclusión que yo extraigo es evidente. Hay más y mejores embajadoras potenciales de nuestro producto que embajadores.

  • Para incrementar las recomendaciones por parte de las mujeres funcionan mejor aquellas estrategias que suponen un premio doble, para la prescriptora y para el potencial nuevo cliente. Y es que gracias a ello se refuerza su status en esa red social que, hemos dicho en el primer punto, que es fundamental para la mujer.

  • Precisamente por lo valiosa que es para ella su red de contactos, de amigos, de conocidos, es mejor no presionarla para que nos de referencias. La alternativa que mejor funciona es que ella misma nos traiga a los potenciales que ella estime, o nos recomiende, sin compromiso, y según criterio, a sus amistades.

  • El cuarto punto es un tanto obvio, aunque parte de una premisa que comparto plenamente. Si la mujer es tan buena prescriptora, desde el punto de vista positivo, desde el negativo es mucho más fácil que destruya nuestra reputación. Frente a ello las recomendaciones de Miller son bastante generales. Para eviatr este tipo de situaciones es fundamental conocer las expectativas de la clienta y contar con una buena política de comunicación, clara y sincera.

  • En aras a superar esas expectativas de las que hablamos, para conseguir ese alto grado de satisfacción, se nos recuerda la importancia del toque personal, de ir un poco más allá de nuestra relación profesional, aportando algo que se salga de lo esperado y que refuerce nuestros vinculos personales. Pequeños gestos, detalles, etc.

Repito una vez más que, teniendo en cuenta de quien estamos hablando y lo importante que es para los pequeños negocios este tipo de marketing personal, de guerrilla, darle una vuelta es algo obligatorio.

Vía | Church of the Customer Blog

Imagen | Zahira

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos