Publicidad

Invertir en bodegas de vino, ¿moda o vocación tardía?

Invertir en bodegas de vino, ¿moda o vocación tardía?
1 comentario

Publicidad

Cada vez se está poniendo más de moda entre empresarios de éxito, cineastas, deportistas y otras celebrities, el invertir en bodegas de vino, lo que les lleva en muchos casos a crear nuevas marcas, nuevos caldos, adentrándose en un sector con mucha historia, encarnado en una particular aventura.

Si nos preguntamos qué razones llevan a estas personalidades a buscar nuevas 'aventuras' en este sector, tal vez encontremos opiniones de lo más variado, que irán desde el ocio, el prestigio, el glamour, tal vez la diversificación de los ingresos, o incluso el apoyo a los empresarios que se dedican a la elaboración y distribución de caldos de las regiones dónde son oriundos. Unos motivos con los que podremos especular, pero serán diferentes en cualquiera de los casos.

Si analizamos la trayectoria de algunos ejemplos, nos encontramos un poco de todo, encontrando un ejemplo de éxito de Bodegas Montecastro, en Castrillo de Duero en Valladolid, que cuenta entre su accionariado al cantante Julio Iglesias.

Por tanto, no creo que merezcan tanta mala crítica este tipo de iniciativas, ya que al fin y al cabo están invirtiendo en negocios locales, generadores de riqueza nacional y de puestos de trabajo, exportaciones a otros países, en definitiva, en economía real. Por lo que se merecen todo el respeto que les corresponde, ya que considero infinitamente más productivo esto que el que se derroche su dinero en gastos superfluos, a pesar de todo lo legítimo que se estime.

En Pymes y Autónomos | El éxito: factor de riesgo para el empresario o profesional que triunfa Imagen | horrabin

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir