Compartir
Publicidad

Emprendedores senior, cuando la experiencia te abre la puerta de la consultoría

Emprendedores senior, cuando la experiencia te abre la puerta de la consultoría
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vivimos en una sociedad cada vez más envejecida. El retraso de la edad de jubilación es un hecho, pero paradójicamente muchas empresas siguen limpiándose a los empleados más veteranos, de más de 50 años. Y con esta edad todavía quedan entre 15 y 20 años de edad productiva por lo que muchos de ellos necesitan reengancharse al mercado laboral. Es entonces cuando algunos ven la necesidad de emprender y compartir su experiencia como consultores.

El problema no es que no sean trabajadores válidos, sino más bien que muchas compañías han decidido que pueden encontrar empleados más jóvenes, bien preparados, con mejor relación con las nuevas tecnologías y sobre todo, con un sueldo menor. Despedir a los empleados más veteranos, aun pagando importantes indemnizaciones sale rentable, ya sea de mutuo acuerdo o a través de ERE.

Los mayores de 50 son una carga para el balance económico de la empresa

No es de extrañar que una de las reivindicaciones de los empresarios al nuevo Gobierno sea eliminar la enmienda Telefónica, el se introdujo para que las empresas con beneficios costearan los dos años de desempleo preceptivos de los empleados que se acogen a un ERE. La indemnización en muchos casos posibilita que los empleados puedan tener un colchón para montar su propio negocio.

Aquellos que en la empresa muchas veces han estado pensado que las cosas se pueden hacer de otra manera, tienen ahora su oportunidad de validar su modelo de negocio. La mayoría de ellos emprenden en sectores que ya conocen. Los que han tenido más responsabilidad buscan ofrecer sus años de experiencia como consultores o formadores.

LLevan toda la vida haciendo bien su trabajo para una sola empresa, ¿por qué no ofrecérselo a otras?

La duda surge para aquellos que no cuentan con una indemnización tan generosa y se ven sin trabajo con 50 años. Encontrar un nuevo empleo puede ser un problema. La exigencia económica también, es duro pasar de cobrar un buen salario consolidado durante años a darte cuenta que el mercado hoy en día ofrece mucho menos de lo que cobrabas en la otra empresa.

Es por eso que muchos buscan su oportunidad por su cuenta. Saben en muchos casos lo que les espera, muchas horas de trabajo, ingresos más irregulares, pero también la posibilidad de demostrar a todo el mundo que siguen siendo útiles laboralmente.

El problema está en fracasar. Asumir el fracaso con 30 años muchos lo ven como una experiencia que les ayudará en su próxima empresa. Con 50 puede ser un serio problema, tanto económico como moral. ¿Pero cuál es la alternativa para reinventarse con 50 años y convertirse en un candidato atractivo para las empresas?

Si no logramos valorar a este tipo de profesionales en las empresas tendremos un problema como sociedad a corto plazo. Y la realidad es que lo que manda al final es el balance económico, el coste de un empleado veterano frente a uno más joven. Y al final se decide simplemente por la rentabilidad a medio plazo de esta sustitución de personal.

Imagen | StockSnap

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio