Compartir
Publicidad

Empleados con aspiraciones a jefes

Guardar
5 Comentarios
Publicidad


Situémonos en una empresa pequeña familiar, con el cabeza de familia y algún miembro de la familia como empleado dentro de la empresa. El volumen de trabajo de la empresa es muy elevado, requiere un sobreesfuerzo muy importante, tanto a nivel horario como a nivel de trabajo efectivo, pero tampoco es aconsejable introducir un empleado más dado que se requeriría un crecimiento importante en la empresa.

El caso es que tenemos un jefe, un empleado que actua como si fuera jefe pero que al fín y al cabo no deja de ser un empleado y unas condiciones laborales que ya las quisieran en China o India; me refiero a jornadas de trabajo semanales que oscilan de 50 a 60 horas semanales, doce dias de vacaciones anuales incluyendo dos fines de semana y un salario que se corresponde con el convenio colectivo. ¿Cómo se debe calificar a ese empleado?

El argumento que esgrime este trabajador para no reclamar una mejora sustancial de las condiciones laborales se apoyan en la imperiosa necesidad de cumplir con los plazos de entrega, en las obligaciones periódicas que se tienen que llevar a cabo y en la falta de carácter para recriminar que al menos se le mejoren las condiciones laborales. Toda una actitud de jefe desde el puesto de un empleado, encomiable, si señor.

Tener empleados que actuen con la mentalidad de jefe pero que no tengan la opción a beneficios es una verdadera mina de oro para todas las empresas en las que sustentan su estructura de personal dentro de los propios familiares. La saga de Don Vito causó estragos dentro del área de recursos humanos desde luego.

Si se aplica un poco de psicología casera y chantaje emocional, el trabajador nunca va a protestar y no va a plantear siquiera que su trabajo es un verdadero infierno. Admiro realmente a los empresarios que actuan así y más admiro a los trabajadores que lo consienten. Estoy pasando una encuesta entre mis familiares y allegados para montar una empresa con estas condiciones, a ver si alguno pica y lo acepta. Dice un refrán por ahí que

Cuanto más te agachas, más se te ve el culo….
Nada más que añadir desde luego.

En Blog Sage Experience | Terabajar en la empresa familiar no es siempre la mejor solución
En Pymes y Autónomos | Discurso a una colonia de leprosos
Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio