Compartir
Publicidad
Publicidad

El valor de la anticipación

El valor de la anticipación
Guardar
15 Comentarios
Publicidad

A veces hablamos de donde se encuentran las oportunidades de negocio, otras veces hablamos de saber aprovechar aquellas oportunidades que se nos presenten, y en otras muchas ocasiones simplemente esperamos ver hacia donde “soplan los vientos” para tomar una u otra dirección empresarial o profesional, sin pensar que en muchas ocasiones el valor de la anticipación seré el bien más preciado que podamos conseguir.

Sabernos anticipar no significa ser la “pitonisa Lola”, ni hacer predicciones de dudosa fiabilidad, es más en muchas ocasiones desconfío de todos aquellos escenarios sociales, empresariales o económicos que se me presentan a varios años vista, pues el mundo actual cambia a tal velocidad que a veces es imposible de predecir el siguiente paso.

Y lo dicho en el párrafo anterior no significa que por supuesto no se puedan marcar ciertas previsiones o tendencias, si no mal iríamos, pero para mi sabernos anticipar en el marco actual o mejor dicho, el valor de sabernos anticipar, no pasa tanto por saber predecir lo que vendrá, sino por preparar nuestras estructuras para estar adaptadas a lo que vendrá.

Por supuesto esta estructura se basará en esos mimbres de minima predicción que se pueda conseguir y que se debe tener, pues tampoco se trata de ir completamente a ciegas, o de ir justo en contra dirección de donde se intuye que avanzara determinado sector por ejemplo. Ahora bien, reitero que para mí el éxito no estará tanto en saber esa dirección sino en que la estructura sea amoldable y flexible a la realidad que llegará, sea esa más o menos la que sea.

Y todo esto adquiere una gran relevancia en el marco actual, un marco de catarsis, de cambio de modelo productivo, social, cultural, un modelo de cambio en general de la sociedad, un cambio de carácter histórico. Un cambio al que sabemos como hemos llegado, pero un cambio del que no sabemos como saldremos definitivamente configurados de él. Y sin duda en esta ocasión no será como en otras ocasiones, pues no nos engañemos, superarse, se superará, pero nada volverá a ser como antes, y la pregunta ante ello es, ¿estamos preparados?, lamentablemente una parte de la sociedad no lo está.

En Pymes y Autónomos | Las crisis no son buenas, pero hay que aprovecharlas
Imagen | xornalcerto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio