Compartir
Publicidad
Publicidad

Las crisis no son buenas, pero hay que aprovecharlas

Las crisis no son buenas, pero hay que aprovecharlas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Acabo de leer en el artículo de Marc Vidal del pasado viernes en Cotizalia a propósito de las crisis y sus oportunidades y estoy de acuerdo en muchas cosas de las que dice. Desde luego cualquier crisis es una mala noticia, aunque eso suponga mayores oportunidades para emprender.

Estas situaciones como la actual, pueden poner al descubierto las debilidades del sistema económico que las fases expansivas de la economía no deja ver facilidad. Sin embargo, cuando las cosas se tuercen, es el momento donde salen a relucir esas carencias que pueden dar lugar a oportunidades de negocio.

Empresas que cierran por su mala gestión aun cuando su negocio era rentable, nuevos sectores que surgen de los avances tecnológicos o de nuevas tendencias de consumo, son señales que nos pueden indicar el hueco por el que podemos entrar en la dinámica empresarial y rentabilizar nuestra inversión, nuestro esfuerzo y nuestra paciencia.

También es distinta la mentalidad del emprendedor según la situación económica. No es lo mismo iniciar un negocio en un momento de auge económico, cuando da la sensación de que todo funciona, que hacerlo en momentos de crisis. Cuando las circunstancias están a favor, podemos pensar que da igual que plantemos patatas que coliflores porque todo crece y se puede iniciar un proyecto empresarial con “la guardia baja”. Si a los demás les va bien, ¿por qué no a mí? y esa forma de pensar puede ser la antesala del fracaso.

Sin embargo si el ciclo es negativo, el emprendedor es consciente de las dificultades del propósito que va a encarar, tiene la “guardia alta” y cuida los detalles que pueden decidir el éxito o el fracaso de su negocio. Sabe que va a necesitar paciencia y constancia porque lo que ve a su alrededor le dice que lo que tiene por delante es una tarea difícil y que el riesgo de fracasar es evidente.

Sobre lo de que emprender es tan fácil como dejar de fumar… No he fumado nunca, no sé si es fácil, lo que sí se es que mucho lo dejan y vuelven a caer, lo emprendedores fracasan y lo vuelven a intentar, sí definitivamente emprender en fácil, lo difícil es hacerlo bien y que la empresa perdure.

En Pymes y Autónomos | Liderar en tiempos de crisis
Imagen | dipfran

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio