Publicidad

Bajas por maternidad, ¿deben dar ejemplo los altos cargos?

Bajas por maternidad, ¿deben dar ejemplo los altos cargos?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Uno de los problemas de muchas mujeres en su carrera profesional surge cuando llega el momento de tener hijos. La baja de maternidad es un periodo en el que se dedican al cuidado de los hijos, y donde su vida profesional queda aparcada temporalmente. Más allá de las regulaciones de cada país o si se debería obligar a ambos progenitores a tomarse el mismo tiempo de baja para evitar discriminaciones, hay una cuestión de ejemplo que deberían dar los altos cargos de empresas y gobiernos.

Si un gerente o responsable de empresa no se toma la baja de maternidad, más allá de las políticas que implanten en la empresa el mensaje que está mandando a los empleados es que para llegar a un puesto de responsabilidad es necesario renunciar a determinados aspectos de la vida familiar por su carrera profesional.

Un ejemplo es Marissa Mayer, que a pesar de tener gemelos y la posibilidad de tomar 14 semanas de baja no lo hizo. Otro caso similar fue el de Soraya Sáinz de Santamaría, Vicepresidenta del Gobierno que al cabo de los pocos días de dar a luz ya estaba en su puesto de trabajo. El problema no es sólo de ejemplo, sino de posibilidades de contratar a alguien para que cuide de los hijos. Lamentablemente no son el único caso, sino que es algo recurrente entre las directivas.

Mientras un directivo, un gerente o un alto cargo, dispone de un salario elevado, que le permitirá poder contratar a alguien que les ayude con el cuidado de los niños, un empleado medio tendrá suerte si en el mejor de los casos los puede dejar con los abuelos o alguna guardería que no se lleve la mayor parte de su salario.

Además que si se solicita la baja por maternidad y se está cobrando de la Seguridad Social, no se puede realizar ningún tipo de trabajo, por lo que no se podría trabajar desde casa o ir unas horitas a la oficina para resolver algunos temas pendientes. Debería ser una temporada en la que sólo nos preocupemos, padres y madres, en disfrutar de nuestros hijos.

Se habla mucho de la conciliación de vida personal y profesional, pero lo que está claro es que deben existir ejemplos que dentro de las empresas demuestren que no se debe renunciar a ningún aspecto de la vida familiar por llegar a un puesto de responsabilidad. En este sentido también los hombres deberían tener algo que decir y no estaría de más ver a algún directivo de grandes empresas tomándose permisos de paternidad.

En Pymes y Autónomos | El permiso de paternidad para los autónomos

Imagen | Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir