Publicidad

Autónomos de primera y de segunda, ¿por qué no son todos iguales?
Reflexiones

Autónomos de primera y de segunda, ¿por qué no son todos iguales?

HOY SE HABLA DE

No todos los autónomos son iguales. Basta con comparar a un notario con un repartidor de Glovo para darse cuenta. Viven en dos mundos que no tienen nada que ver uno con el otro a nivel de ingresos. Pero ambos cotizan en el RETA, incluso es posible que lo hagan por la misma base. Son autónomos de primera y de segunda... y no todos son iguales.

La libertad de elección de las bases de cotización favorece a los autónomos que tienen unos ingresos más altos. Con lo que ahorran en el pago de la cuota a la Seguridad Social pueden decidir que hacer con este dinero, invertirlo, llevárselo a un plan de pensiones privado, un seguro que complemente sus ingresos si están de baja por enfermedad o accidente laboral o gastarlo. No contribuyen al mantenimiento del sistema de una manera justa.

La libertad de elección de bases favorece a los que tienen más ingresos

Los autónomos cuyos ingresos se acercan más a su base de cotización no tienen la oportunidad de hacer esta elección. Por lo tanto, uno de los motivos por los que muchos autónomos están en contra de la cotización por ingresos reales es egoísta e injusta, quieren mantener su libertad, de la que ellos disfrutan.

La realidad es que el cambio de modelo no va a contentar a todos. Porque lo más probable es que la mayoría de los autónomos acaben pagando más de lo que hacen ahora por sus cotizaciones a la Seguridad Social. Solo unos pocos, aquellos con menos ingresos puede que vean una rebaja en su cotización.

No es lo mismo un autónomo de base que un autónomo societario, el colectivo es muy heterogéneo

En todo caso seguirá habiendo autónomos de primera y de segunda. No es lo mismo tener ingresos reales de 60.000 euros que de 15.000 euros. Seguramente el sistema que mida estos ingresos reales será controvertido. Hay que considerar en qué momento se mide la consecución de los mismos o veremos como los autónomos que tributan por módulos se ven beneficiados.

No será perfecto, pero será un poquito más justo que el actual. Habrá desajustes, con autónomos pagando una cuota en función de los ingresos de años anteriores, que no necesariamente serán los del año corriente. En todo caso, tal y como está evolucionando el sistema fiscal hacia un control en tiempo real, no pasarán muchos años con este desajuste.

Además al igual que en el IRPF existe una liquidación en el que se calcula lo que se pagó a cuenta en función de los ingresos, en las cotizaciones a la Seguridad Social puede ocurrir exactamente igual. En todo caso si se establecen unos tramos progresivos, no tendría que haber grandes diferencias entre lo pagado y lo que deberíamos haber pagado en función de los ingresos.

Siempre hay tiempo para mejorarlo, pero ahora mismo es el momento de ponerlo en marcha, dar cobertura a trabajadores que cada vez más se ven casi obligados a hacerse autónomos para poder tener encargos, proyectos o como queramos llamarlo.

Imagen | Goumbik

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios