Compartir
Publicidad
Publicidad

Las redes de contactos profesionales en los procesos de selección de las pymes

Las redes de contactos profesionales en los procesos de selección de las pymes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde la llegada de internet, ha cambiado sustancialmente la forma de captar profesionales para trabajar en nuestras empresas. A lo largo de los últimos años, se han ido desarrollando distintos sitios especializados en la gestión de ofertas de empleo y candidatos, también conocidos como portales de empleo: Infojobs, Monster, Infoempleo,... Estos sitios especializados han dado soporte a las empresas para gestionar sus procesos de selección de personal, conectando a las personas interesadas en la búsqueda de empleo con las ofertas laborales existentes en el mercado.

Tradicionalmente, si querías aspirar a un empleo, lo normal era que te hubieras enterado por la prensa en papel, o a través de algún contacto dentro de la empresa. Una vez conocida la oferta, enviabas tu currículum vitae, junto con la correspondiente carta de presentación y tocaba esperar. Este era casi el único camino para meterte en el proceso de selección (aparte enchufados, claro;). Para los responsables de recursos humanos, todo este procedimiento suponía un trabajo manual brutal: Sólo con las tareas de recepción de documentación, lectura y clasificación de los currículums de los candidatos, ya tenían trabajo para unos cuantos días. Y sin haber comenzado aún las entrevistas personales, pruebas varias,... Como ya decía, gracias a estos sitios especializados, el proceso se ha simplificado considerablemente, aunque en mi opinión todavía existe un importante potencial de mejora. Quizá sea este el motivo que está llevando a que, a la par que las redes sociales más enfocadas al ocio (Facebook, Tuenti,...), estén cobrando importancia en nuestro país las redes sociales enfocadas a profesionales. Me refiero concretamente a sitios como LinkedIn, Xing (que recientemente adquirió la eConozco y Neurona), Neurona y Viadeo (seguramente existan más que a mi se me escapan).

El funcionamiento de estos sitios es muy sencillo: Cada usuario se da de alta, se describe a sí mismo (estudios, trayectoria profesional,...) y lo que está buscando (trabajo, contactos profesionales,...). Una vez que tengamos nuestros datos de alta en el sistema, podemos comenzar a buscar gente con la que hayamos colaborado, que tenga intereses comunes, de nuestro mismo sector,... Una vez que se localiza a alguien interesante, podemos enviarle una invitación para que se una a nuestra red de contactos y, poco a poco, veremos como va creciendo. También lo hará si nosotros aceptamos las invitaciones que recibamos. No se trata, en mi opinión, de aceptar o enviar invitaciones a diestro y siniestro, sino más bien de permitir el acceso a nuestra red de las personas que tengan intereses afines o con las que hayamos tenido un contacto previo que merezca la pena mantener. Es importante señalar que es el usuario quien en todo momento decide el nivel de privacidad que quiere para sus datos, factor imprescindible para mi en un servicio de este tipo.

¿Qué aportan estas redes de contactos a la pequeña empresa para mejorar su proceso de selección de personal? En mi opinión, creo que estas redes permiten a las emrpesas, tanto grandes como pequeñas, llegar de una manera más ágil a los candidatos, aprovechando mejor los recursos disponibles, al dedicar un menor esfuerzo a lo largo de todo el proceso. Si lo comparamos con la alternativa de publicar el anuncio, bien en prensa o en algún portal de empleo, y esperar a recoger el fruto sembrado al cabo de unas semanas en forma de decenas de currículums, tanto en tiempo y en calidad de los resultados, parece que podríamos esperar resultados mejores buscando en alguna red de contactos profecionales. Bien, vale, hay que tener en cuenta que aún no todo el mundo conoce y participa en estas redes, pero todo se andará. De momento, su popularidad va en aumento, lo que permitirá encontrar cada vez una mayor variedad de profesionels en ellas.

Otro punto a favor para que los responsables de recursos humanos utilicen este tipo de redes, es que muchas personas dispuestas a cambiar de trabajo ni siquiera siguen regularmente las ofertas de empleo existentes en los sitios online; algunas incluso se pierden en el camino por algunas deficiencias que todavía hay en los sistemas de alertas (vía email, rss,...); hay gente que no es capaz de procesarlas por la gran carga de trabajo del día a día,... Bien, todavía hay más motivos ¿Por que no usarlas también en otros ámbitos de la empresa? Por ejemplo: Buscar clientes, proveedores, conocimiento,...

Para finalizar, voy a terminar esta entrada exponiendo el motivo por el que se me ha venido a la cabeza escribir sobre este tema. Bueno, en realidad, es por una doble causa:

  • Ya he sido contactado un par de veces para recibir ofertas de empleo y una de ellas llegó a buen término.
  • La sensación que se me quedó después de leer una entrada de Julio Alonso sobre un proceso de selección de personal en WeblogsSL.

Ahora dejo caer esta pregunta por si alguien se anima al debate ¿Deberíamos plantearnos ya dejar el sistema tradicional de bombardear el mercado con una oferta y pasar al sistema de 'misil teledirigido', seleccionando nosotros mismos a nuestros candidatos a través de las redes de profesionales?

Foto | Paal en Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio