Publicidad

La venta online no es un enemigo, es un aliado que muchos no saben aprovechar

La venta online no es un enemigo, es un aliado que muchos no saben aprovechar
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Uno de los problemas que sufren muchos pequeños negocios es la fuerte competencia. No es algo nuevo, desde hace años los pequeños siempre lo han tenido más difícil, con otros como ellos, con grandes superficies, franquicias y desde hace unos años con Internet. Pero la venta online no es un enemigo, es un aliado que muchos no saben aprovechar.

Porque implica buscar a un cliente que no conocen. Saben quien pasa por la puerta de su negocio, la gente del barrio de toda la vida o son capaces de detectar cambios en tendencias de consumo e incluso en la composición social de sus clientes. Pero si quieren vender por Internet no tienen un cliente objetivo al que buscar.

Lo que muchos llaman aldea global se convierte en un mapa indescifrable para estos pequeños negocio que no encuentran su nicho de mercado. En muchos casos porque quieren seguir haciendo lo mismo que han hecho toda la vida. Ofrecer los mismos productos para sus clientes de barrio y esto no siempre funciona.

Una de las ventajas que nos ofrece Internet es la especialización, podemos ser los mejores ofreciendo un producto que quizás en nuestro barrio no tiene demanda suficiente para ser rentable, tampoco en nuestra ciudad, pero que a nivel global si tenemos la masa crítica suficiente como para que sea rentable. Nos hemos especializados y somos los mejores en nuestro sector.

Pongamos un ejemplo sencillo, una tienda de ultramarinos, que vende conservas de todo tipo. Se va a Internet pero decide especializarse en un producto en concreto, las anchoas. Lleva años en el sector, conoce infinidad de marcas y la calidad de cada una de ellas. Y en la venta online ofrece el mejor surtido que podemos encontrar.

Con los clientes de su barrio dicho negocio no sería rentable, tal vez ni siquiera con los de su ciudad o su provincia. Pero estamos hablando de nivel global, donde ahora recibe pedidos tanto de su ciudad como de Japón. Y esta venta online que en principio era un complemento a su negocio tradicional acaba por convertirse en su principal fuente de ingresos.

No es tan sencillo, ni tan fácil. Hay mucho trabajo detrás, pero la realidad es que es posible encontrar nuestro nicho de mercado y convertir la venta online en un aliado en lugar de un enemigo.

Imagen | birgl

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir