Compartir
Publicidad

Negocios Pop-up

Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En mi anterior post os acercaba el concepto de outlet rotatorio: un espacio, urbano, céntrico, fijo, donde van rotando sus contenidos que se liquidan al modo outlet, hoy de una marca, mañana de otra tienda, etc. De algún modo, en dicha planteamiento, conviven dos tendencias claras: la de comercio tradicional, con ubicación fija y señalada, frente al experimento temporal, al negocio evancescente, al aquí y ahora que supone el carácter caduco de cada una de las campañas de venta.

Ese aspecto evanescente, esa suerte de happening comercial, esa búsqueda de la sorpresa es una de las tendencias comerciales en boga. El nada es para siempre forma parte del signo de los tiempos. Y así, y dentro de una estrategia que puede ser fácilmente replicable por las pymes en sectores como el del pequeño comercio, la restauración, los servicios, et, nacen los negocios pop-up: aquellos que surgen con fecha de caducidad, con vocación de no ser eternos, de no sobrevivir.

Esto, que parece una contradicción con el sentido último de la empresa, que como todo organismo busca en última instancia la supervivencia, no lo es tal. Por un lado están aquellas firmas que buscan descaradamente la permanencia, pero lo que sacrifica, lo que va cambiando es la piel de su distribución. Ahí tenemos el caso de las Guerrilla Stores de Commes des Garçons. Por otro, tenemos a aquellos profesionales de la restauración cuasiclandestina, sin establecimiento fijo, que sabemos que apenas estarán uno o dos años en la ciudad. En ese caso lo que permanece es el profesional, que va reinventándose con cada proyecto, con cada cambio de ciudad.

Creo acertada la definición de Gaby Menta, aunque me consta que no siendo prioritario, también se pude y se debe hacer caja:

...en instalaciones que aparecen y desaparecen, cuyo principal objetivo no son las ventas, sino la promoción o branding de un determinado producto o marca. Esta tendencia entre marketing de guerrilla y espontaneidad planificada ya ha dado sus frutos en varias capitales del mundo con instalaciones a plena calle.

Eso si, creo que tampoco conviene engañarse o darle demasiadas vueltas filósoficas al asunto de lo efímero y la relación con nuestro modelo social. En dichas propuestas subayacen palancas comerciales muy viejas: la sorpresa, el rumor, y sobre todo el cierre próximo que empuja a la acción, que nos invita a levantarnos del sillón y comprar ante la promesa, cierta, de que esto se acaba, ante el miedo de quedarnos sin algo.

En Pymes y autónomos | Outlet rotatorio Más información | Gaby Menta, La Vanguardia Enlace | Vídeo original YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio