Compartir
Publicidad
Publicidad

Negocios obligados a aceptar el pago con tarjeta, así quiere Italia luchar contra el fraude

Negocios obligados a aceptar el pago con tarjeta, así quiere Italia luchar contra el fraude
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Encontrar negocios en los que no se pueda pagar con tarjeta de crédito es cada vez más complicado en España. Pero todavía quedan algunos. Yo conozco unos cuantos en los que sus propietarios se niegan a aceptar este tipo de forma de pago. Aquí se paga con dinero de verdad, suele ser la frase que repiten. En Italia es bastante frecuente esta práctica, por eso el Gobierno está preparando una ley para obligar a los negocios a aceptar el pago con tarjeta.

Se trata de intentar crear una cultura de pago con tarjeta, dado que en el país italiano donde el donde el 56% de los gastos de las familias sigue pagándose en efectivo y el 80% de las transacciones se realiza con billetes y monedas. Ahora estarán obligados a admitir los pagos con tarjeta en importes superiores a 5 euros.

El objetivo no es otro que luchar contra el fraude, contra la caja B la economía sumergida que en Italia representa aproximadamente un 3% del PIB. La bancararización de los pagos deja un rastro documental tras de sí, que dificulta de forma notable el fraude de forma masiva en los pequeños comercios. En nuestro país el porcentaje es mucho más alto.

No es el único intento. La mayoría de los pagos que se realizan en efectivo son pequeñas cantidades. Y la resistencia de los comercios a que dichos pagos se realicen a través de tarjetas o desde el smartphone, que es otra forma de control igual supone un impedimento a la expansión de este tipo de formas de pago. A pesar de ello, España lidera esta lidera los pagos contactless en Europa.

A ello hay que sumarle las comisiones que tienen que pagar los comercios por el uso de los datáfonos. Por mucho que se hayan reducido, o existan tarifas planas que lo hacen más asequible, es un margen que con el efectivo no pierden. También los trabajadores de dichos negocios, donde una parte de las propinas se pierden si no se paga en efectivo.

En España ya se han adoptado algunas medidas, como la reciente limitación de los pagos en efectivo a un máximo de 1.000 euros. No sería de extrañar que se tomara ejemplo y la medida de obligar a aceptar pagos por medios electrónicos se impusiera también en nuestro país.

En Pymes y Autónomos | Hacienda a por el pequeño comercio

Imagen | Skitterphoto

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio