Compartir
Publicidad

El secreto para conservar a sus clientes satisfechos

El secreto para conservar a sus clientes satisfechos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como propietario de una pequeña empresa es fácil quedar atrapado en la tecnología, y estar más preocupado por las redes sociales, herramientas móviles, y cómo mantenerse al tanto de las últimas novedades de teléfonos inteligentes que olvida su mayor ventaja como un pequeño negocio: usted y su equipo. Seguro que tenemos ejemplos cercanos en los que independientemente de la tecnología las personas han marcado una diferencia significativa en lo que hemos percibido del servicio o el producto.

El tipo de servicio al cliente que ofrecemos es algo que puede hacer memorable la experiencia de un cliente y convertir en inolvidable su relación con nosotros. Éstos son sólo algunos ejemplos:

En cuantas tiendas no nos dirigen la mirada al entrar o nos reciben con una cálida bienvenida. O no nos dedican tiempo a enseñarnos opciones. Son muchas las tiendas que no están pensando en el cliente y en su satisfacción. A muchos de nosotros nos habrá pasado que han cerrado la tienda justo cinco minutos antes de la hora señalada y nos han hecho gestos desde el interior indicándonos que el horario fija que se debe cerrar. Difícilmente sucede esto cuando el propietario está atendiéndonos. ¿Volveremos a la tienda? ¿querremos repetir una experiencia tan desastrosa?

En muchos establecimientos, en especial de alimentación, suelen ofrecernos degustaciones y pruebas, pero hay muchas maneras de hacerlo, desde una formal, lejana y casi automatizada hasta una en la que se genere una auténtica experiencia de consumo que nos haga feliz por un momento. Se transmite quien está comprometido con el negocio y quien lo hace en modo piloto automático.

Lo que más no une con un establecimiento es la actitud del personal. En algunos restaurantes un servicio atento de los camareros, que se toma tiempo para hablar con nosotros, preguntar de dónde somos, y en general nos hacen sentir como en casa. También nos dijeron que la comida que estábamos comiendo proviene de un establecimiento próximo o nos sugiera lugares para visitar, mientras que en otros restaurantes, es frecuente tener que increpar varias veces para conseguir que nos presten atención que incluso lo hacen a regañadientes con una interacción mínima.

En una sociedad orientada a la tecnología, los consumidores están hambrientos de algunas muestras de simple interacción humana. No es de extrañar que lo artesanal, hecho en casa, y los productos únicos sean tan populares. Un tratamiento de los clientes con un enfoque más humano hará que los clientes vuelvan una y otra vez.

En Pymes y Autónomos | Tangibilizar tu servicio, esencial para asegurar el largo plazo

Imagen | FromSandToGlass

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio