Compartir
Publicidad
Publicidad

El peligro de la mala gestión comercial

El peligro de la mala gestión comercial
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Hoy quiero exponer un caso que me acaba de suceder recientemente y que pone en evidencia aquello de que una mala gestión comercial puede arruinar el mejor de los negocios.

Para ilustrarlo voy a ilustrar un caso que sin dar nombres concretos ilustrará perfectamente como un mal equipo de ventas, como una dejadez de los mismos puede suponer un lastre insalvable para cualquier compañía, al contrario también es de recibo decir que en la mayoría de casos la buena praxis comercial imperante gestiona y salva muy buenos negocios.

El caso particular es que yo desde hace un tiempo estoy interesado en contratar unos determinados seguros, la verdad es que ya hace mucho tiempo que o bien a través de mi entidad bancaria, a través de Internet o bien acudiendo yo directamente a la correduría correspondiente o a la compañía directamente si sabia lo que quería que me contrataba los seguros de mi interés. En este caso por unos motivos que no vienen al caso, me propusieron la visita de un comercial, ya que la operación era de cierta envergadura y tenia unas características particulares, la mala gestión del mismo puede llevarles a perder al cliente una buena operación.

Es decir, yo, el cliente desde un primer momento tenía muy claro los seguros que quería, coberturas, prestaciones, conozco la topología a contratar y demás, y también tenía bastante definida la compañía, pero en esta ocasión al proponerme la visita comercial el tema se demoró, y ahora ya no se si lo contrataré con ellos, ¿el motivo? Después de llamadas al comercial en cuestión, correos electrónicos y demás, la visita se demora y no recibo la visita, y lógicamente no soy yo quien tiene que seguir al comercial, es el comercial el que tiene que seguir al cliente.

Esto que expongo que por supuesto es un caso particular mío, es un buen reflejo como un buen negocio de no saber gestionarlo adecuadamente puede irse al traste, es un reflejo de como una desatención al cliente o una mala atención comercial puede tirar al traste la decisión de contratarnos al cliente más decidido a priori a contratarnos del mundo, por ello, el cliente no siempre tiene la razón, pero si que el cliente se merece una atención específica y personalizada.

En Pymes y autónomos | Se busca vendedor
Imagen | reservasdecoches

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio