Compartir
Publicidad

Cuando el pequeño comercio destaca

Cuando el pequeño comercio destaca
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son muchas las ocasiones en las que hemos hablado del marketing y la publicidad para mejorar un negocio (visibilidad, promoción, fidelizar clientes...) Los planes de comunicación que llevan a cabo las grandes superficies no pueden ser aplicados a una tienda de barrio.

¿Y si hablamos de adaptar? Es como quien pretende dirigir una película y no cuenta con un gran presupuesto pero sí con talento. Tal vez no pueda contratar a diez actores, ni filmar en exteriores exóticos, pero sí concentrar su idea en menos minutos a través de un corto.

Consejos para que tu tienda destaque sin invertir grandes sumas de dinero

1. La más atractiva

Caminas por la calle, y de repente, un escaparate llama tu atención. Hay color, se percibe un cuidado en los detalles, en la decoración del escaparate. No se parece al resto de tiendas por las que has pasado. El propietario ha empleado tiempo en cuidar su tarjeta de presentación.

2. No me apetece irme

Las grandes superficies emplean mil y una maneras para 'retenernos' en un espacio que nos resulte agradable. O bien se trata de la música, el olor, los espacios, el hecho de que no haya relojes. ¿Por qué no quiero irme de tu tienda?

El género está ordenado, hay luz. La persona que esté en el mostrador me ha dedicado una sonrisa y se ha ofrecido a ayudarme si lo necesito. Ha sabido mezclar lo práctico con lo meramente divertido. La decoración de las paredes es alegre, los colores son suaves y la música no está ni alta ni baja.

3. Asesoro pero no agobio

"¿Necesitas ayuda?" es la pregunta temida y deseada por todo cliente. Adivinar cuándo una persona está pidiendo que le ayuden a encontrar una prenda o un objeto es un don, y fruto de la observación y experiencia.

Lo que no es de recibo es que una dependienta de una tienda de ropa diga: "No entiendo de moda", "No sé qué significa drapeado", "No me gusta la ropa de color, si la llevo es porque me obligan a ponerme con el uniforme". Para salir corriendo de ciertas grandes superficies.

4. Mi tienda está viva

Si te gusta tu trabajo, si tu tienda es algo más que un medio para ganar dinero, le dedicarás tiempo para crear un estilo, ese estilo que la diferencia. ¿Cómo? Jugando con los objetos que hay dentro, cambiándolos de lugar, 'vistiendo la tienda' cada semana o dependiendo de la estación (verano o invierno)

Además, estarás atenta a las redes sociales y se lo dirás a tus clientes antes de que se marchen: "Búscame en Facebook y así te mantienes informado". Tu tienda ha de estar viva física y virtualmente.

En Pymes y Autónomos|Las bazas del pequeño comercio frente a las grandes superficies,Implementar estrategias de marketing de las grandes superficies en el pequeño comercio

Imagen|Inguralde

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos