Compartir
Publicidad
Comprar reseñas positivas para nuestro negocio, el atajo que puede salirnos muy caro
Marketing y Comercial

Comprar reseñas positivas para nuestro negocio, el atajo que puede salirnos muy caro

Publicidad
Publicidad

Uno de los problemas que pueden tener las empresas es ver como su reputación online se ve afectada por malos comentarios y reseñas. Muchos no lo llegan a descubrir si no prestan atención a redes sociales, o plataformas como Google Business o TripAdvisor, por poner varios ejemplos. Cuando toman conciencia de que estos comentarios les están perjudicando muchos de ellos se sienten tentados de comprar reseñas positivas para nuestro negocio.

Se trata de un atajo que puede salirnos muy caro, a cambio de una cantidad de dinero que puede variar, la plataforma donde tenemos los malos comentarios se ve rebatida por otros creados de forma automática o por usuarios reales pagados a tal efecto. Se trata, en definitiva de enterrar los malos comentarios, con otros positivos aunque no sean creados por clientes reales.

Las fake reviews están más de actualidad que nunca

Este tipo de soluciones las toman todo tipo de empresas, desde aquellas que menos cuidan y utilizan Internet, donde que los malos comentarios llevan tiempo afectando a su reputación online al no ser detectados. De repente su página de Facebook, en Google, Amazon o en cualquier otro lugar se llena de reseñas positivas. Todas falsas.

Las que pagan más dinero por reseña las realizan usuarios reales, pero que no han estado en el local. El principal problema que esto genera es una pérdida de confianza. Nos están engañando y si lo hacen en las redes sociales, ¿hay algún motivo para pensar que no lo harán cuando nos vendan un producto o nos ofrezcan un servicio?

Si descubren que se han comprado reseñas y comentarios positivos, la pérdida de confianza en la empresa es total

También se puede dar la circunstancia contraria. Que la crítica negativa que se ha recibido sea falsa. En muchos casos es nuestra propia competencia la que se encarga de hacer estos comentarios dañinos para tratar de "robarnos clientes". Este tipo de prácticas están siendo consideradas ya delito penal en algunos países.

Cada vez son más los usuarios que prestan atención a quién escribe el comentario o la reseña. O existen una cantidad suficiente de clientes que han dejado su opinión o se puede comenzar a sospechar de que estos pocos comentarios positivos son comprados.

Basta con mirar si el comentario es el único que tiene ese usuario, o si ha realizado varios en diferentes localizaciones en días muy seguidos. O todos son más o menos de la misma fecha. Todo tiene apariencia de realidad, pero es falso.

Mimar al cliente, la mejor estrategia

Si de verdad queremos cuidar nuestra reputación online es algo que tenemos que fomentar entre nuestros clientes. Muchas empresas te dejan su acceso a su página de Facebook, TripAdvisor o a Google Bussines para que dejemos un comentario como clientes. Pero también se preocupan de contestar a aquellos que no han quedado contentos, ofreciendo soluciones o al menos su versión rebatiendo los argumentos del contrario.

En muchas ocasiones basta con escuchar a nuestro cliente, saber reconocer un error si lo hemos cometido, realizar un pequeño descuento en el momento o para la próxima vez que acudan a nuestra empresa. Simplemente con esto, muchos de estos malos comentarios acaban por moderarse o incluso por transformarse de negativos en positivos.

Imagen | athree23

https://www.emprendedores.es/gestion/a28644353/comprar-resenas-opiniones-falsas-internet/

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio