Compartir
Publicidad

Cómo vender sin cerrar una venta

Cómo vender sin cerrar una venta
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vimos hace poco que vender es un arte, y que dedicarse a este noble oficio conlleva una serie de conocimientos. Uno no puede ponerse en la frente una pegatina que diga "soy vendedor" de un día para otro.

Todos los oficios se aprenden y se destaca en ellos si nuestra máxima es la excelencia. Y vender no significa siempre cerrar muchas ventas aunque suene a paradoja. Vender va de la mano de establecer una relación. Una relación que en ocasiones implique no cerrar una venta.

Claves para aprender a vender hoy

  • Intenta crear una relación

¿Por qué con tanta competencia un comprador te elegirá entre tantas posibilidades? Porque has sido capaz de elaborar entre esa persona y tú una relación que se basa en el respeto, honestidad y sobre todo: en la confianza. Ser coherente y cumplir estos tres conceptos te ayudarán a que en un futuro a medio o largo plazo, una venta se cierre.

  • Entiende a tu cliente

¿Te has tomado la molestia de averiguar antes de acudir a una visita con un futuro cliente quién es? Es fácil realizar una búsqueda por Internet y al menos conocer su negocio, mercado, qué necesidades detectas. Si no sabes nada de él lo más probable es que pierdas el tiempo y lo más grave, se lo hagas perder a él.

  • Escucha, escucha y escucha

Ni los vendedores son el 'mal' no todos los clientes son una 'bendición', pero practicar el arte de la escucha te va ayudar a que esa venta vaya acompañada de un sí finalmente. Puede que esa persona no tenga ni tiempo ni dinero en ese momento, pero si le causas una buena impresión y sienten que le escuchan, volverá a ti en cuanto sea posible. La paciencia unida a una buena escucha activa es la clave.

  • Ante todo, honestidad

En las ventas ocurre como en el arte de seducir en el amor. ¿Para qué intentar demostrar que mides 1'90 o que eres la perfección hecha persona? Lo primero, si es falso te hará quedar en ridículo, con tu producto pasará lo mismo: no ofrezcas algo de lo que careces. Y si no vas a poder ayudar a la persona, porque no eres la perfección hecha producto, sé honesto. Explica qué necesidades sí vas a ser capaz de cubrir. Ni el amor es tan ciego ni un cliente. Gánate su confianza siendo sincero.

En pequeños comercios comienzas a detectar que el servicio al cliente ha mejorado. Que te atienden de una manera menos agresiva o pasiva. Vender no es estar detrás de un mostrador y poner el producto sobre la mesa.

El diálogo es parte del 'juego'. Unas veces para decir "gracias por su compra" o "hasta pronto". De nosotros depende que esa persona salga satisfecha por esa puerta con o sin un producto.

En Pymes y Autónomos|Prepárate para vender,Cuando vender es perder

Imagen|Andresurena

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio