Compartir
Publicidad

Catálogo analógico vs. tablet, por qué todavía sobreviven en algunas empresas

Catálogo analógico vs. tablet, por qué todavía sobreviven en algunas empresas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La figura del vendedor que salía del coche con un catálogo inmenso debajo del brazo puede parecer que ha pasado a la historia, derrotados por un catálogo digital que se muestra al cliente normalmente en una tablet. Sin embargo todavía se mantiene en muchas empresas. Son organizaciones que no han dado el salto a un entorno digital o que no han amortizado sus últimas inversiones en los catálogos de papel tradicionales.

Esta empresas siguen sufriendo los inconvenientes de los catálogos analógicos, fundamentalmente la información que no está actualizada, no hay relación entre el stock y el catálogo. De esta forma se puede llegar a vender a los clientes un producto que ya está agotado y que no vamos a facilitar en el tiempo estipulado.

El catálogo digital y el uso de tablets es una inversión con un retorno muy rápido. Empezando porque los comerciales se despreocupan de actualizar el catálogo, se realiza de forma centralizada, comunicando solo al vendedor las novedades, a veces simplemente como notificación dentro de la propia aplicación.

Pero también porque muchas veces el propio tablet hoy en día es más barato que un nuevo catálogo en papel. Como en todo lo relacionado con la tecnología hoy en día tenemos muchas opciones para elegir, incluso con convertibles, portátiles táctiles que pueden servir perfectamente para mostrar a un cliente todos los productos que tenemos.

La clave para que funcione está en tener un buen backoffice, un aplicación que nos permita actualizar productos, precios, referencias, etc. de una forma rápida, cómoda y transmitirlo a todos los vendedores que utilizan el catálogo. Pero también corregir errores. No hay nada peor hoy en día que un catálogo con un tachado y una referencia a bolígrafo. No inspira confianza en la empresa que viene a vender.

Si a la vez se utiliza este dispositivo para transmitir las órdenes de venta en tiempo real y se relaciona con el stock de almacén mejor todavía. Esta opción requerirá de conexión a Internet de forma constante, algo que hoy en día el fácil de lograr con un smartphone que facilite dicho acceso a Internet a la tablet o el portátil. De esta forma se agiliza el pedido, se controla mejor el stock y no se producirán inconvenientes para los clientes.

Imagen | stux

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio