Compartir
Publicidad
Más allá de la oferta y la demanda: cinco factores que determinan el precio de tu producto o servicio
Marketing y Comercial

Más allá de la oferta y la demanda: cinco factores que determinan el precio de tu producto o servicio

Publicidad
Publicidad

Desde hace muchísimos años, e incluso algún siglo que otro, la teoría económica nos ha ido enseñando a determinar el precio de un producto a través de la oferta y la demanda. Cuando la demanda cae o la oferta aumenta, el precio baja, y viceversa. Es una teoría aceptada por todos, y que ha venido aplicándose durante mucho tiempo.

Sin embargo, el precio de un producto o servicio es mucho más que eso. Existen otros factores que también influyen a la hora de determinarlo, la mayoría de los cuales están relacionados con los costes empresariales. Estos son algunos de los principales.

Los costes laborales

Es, posiblemente, la partida más onerosa para la mayoría de empresas. Con los costes laborales unitarios no nos estamos refiriendo únicamente al salario de los trabajadores, sino también a las cotizaciones sociales a cargo del empresario y otros costes relacionados directamente con cada empleado.

Otros costes fijos

En esta partida hablamos de todos los costes fijos necesarios para llevar a cabo la actividad, como el coste de los principales suministros (agua, luz, gas e Internet, fundamentalmente), de algunas licencias para operar, en caso de que sean necesarias, o del arrendamiento del local, entre muchos otros.

https://www.pymesyautonomos.com/actualidad/la-ley-de-la-oferta-y-la-demanda-vs-la-ley-de-chicote-y-el-ladrillo

Los costes variables

La producción de un bien o servicio acarrea costes, que en la literatura económica se llaman costes variables, pues dependen de la producción variable de cada bien producido. Evidentemente, estos costes influyen de forma significativa en el precio, porque aunque podamos soportar en cierto modo los costes fijos, ninguna empresa que quiera garantizar su viabilidad podría vender por debajo del coste variable de producción, ya que estaría quebrada.

Los impuestos

Los impuestos influyen de forma directa en el precio. En el caso paradigmático del IVA, la relación es directa, pues es un impuesto que se repercute en el consumidor, aunque muchas empresas lo absorben en sus márgenes empresariales. Pero también están el Impuesto Sobre Sociedades, las cotizaciones sociales a cargo del empresario o el IRPF para los autónomos, entre otros.

La competencia

La competencia también influye en el precio. Si la competencia vende más barato, tendremos que vender también más barato para no quedarnos descolgados. De hecho, la sola entrada de nuevos competidores ya es un factor determinante para la determinación del precio.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio