Compartir
Publicidad

Así acabarón mis clientes en mi competencia sin saberlo

Así acabarón mis clientes en mi competencia sin saberlo
3 Comentarios
Publicidad

Cuando se decide montar un negocio hoy en día es prácticamente imprescindible en cualquier sector tener un plan estratégico pensado para su desarrollo en Internet. Y no se trata de vender online, sino de aprovechar Internet y todos sus recursos para que nuestra empresa o negocio sea más visible, más conocida. Esto que viene a llamarse el marketing online. Hoy voy a contar el caso de como acabaron mis clientes en mi competencia sin saberlo, ni ellos, ni yo tampoco.

Elegir un nombre para un negocio no es una tarea fácil. Que sea original, que sea llamativo, que nos identifique y cuando parece que lo tenemos, que no esté registrado. Y luego vamos y cuando queremos montar nuestra página web, resulta que alguien ya tiene este dominio registrado.

Entonces es cuando buscas una alternativa, te vas a por un dominio menos utilizado, un *.net, un *.biz, un *.tienda, que es más descriptivo de tu empresa o en un alarde de europeísmo, un *.eu. Estos dominios secundarios son interesantes, pero sólo si tenemos los principales, *.es y *.com

No es el caso, así no fue como mis clientes acabaron en la competencia, pero ocurre cada día, puesto que al final estamos saliendo con el coche de empresa rotulado, alguien nos ve, le interesa lo que vendemos o nuestros servicios pero se queda con nuestro nombre, no nuestra web. Llega a su casa, lo consulta en Google y va de cabeza a nuestra competencia. Un cliente perdido.

Cuando tuve que elegir el nombre de mi negocio en Internet, me recomendaron que lo registrara en distintos dominios, algo del tipo, minegocio.es, pero también *.com, *.net, etc. Pero yo no seguí esta recomendación. Mejor sólo un *.com, que es el que conoce todo el mundo. Hasta que un día mi competencia compró los otros dominios.

Y mi competencia puede vender en la misma ciudad que yo, en la otra punta del país o del mundo, pero lo grave del asunto es que cuando tenemos clientes potenciales que nos buscan a nosotros acaban encontrando a nuestros rivales. Y eso duele bastante en la facturación, porque es como una gota constante por la que perdemos ingresos casi sin darnos cuenta.

En Pymes y Autónomos | ¿Pueden quitarme mi dominio .es? Imagen | Ian Sane

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio