Compartir
Publicidad

Ser dueño de tu tiempo no te hace aprovecharlo mejor

Ser dueño de tu tiempo no te hace aprovecharlo mejor
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los argumentos que más se utilizan a favor de trabajar por cuenta propia es el tiempo. “Soy dueño de mi tiempo y eso me da mucha libertad”, suele argumentarse en muchas ocasiones. Y a quien pronuncie esas palabras, no le falta un ápice de razón. Pero hay que recordar que ser el ‘propietario’ de tu jornada laboral y poder dedicarla a lo que estimas oportuno no implica, en modo alguno, saber aprovecharla mejor que un trabajador por cuenta ajena.

Es, con toda probabilidad, uno de los mayores beneficios del trabajo autónomo y, a la vez, una dificultad importante. Tener la oportunidad de autogestionarte, marcando tus propias prioridades, tus horarios, tus tareas, tus proyectos y tu modo de afrontarlos es una oportunidad magnífica para dar rienda suelta a tu libertad y, en consecuencia, a tu creatividad.

Pero, como decíamos, también es una dificultad importante. No resulta sencillo el cambio a la hora de afrontar el día a día para alguien que ha estado sometido durante muchos años a un horario marcado por otros; que ha tenido, más o menos, bien delimitada su jornada laboral; y que, en la mayoría de los casos, no tenía que tomar decisiones sobre la priorización de proyectos y tareas.

El cambio es abismal y no es fácil de tomar. Tener a tu disposición toda la jornada no te hace capaz de organizarte mejor; de saber aprovechar los tiempos muertos; de saber elegir los proyectos y decir ‘no’ cuando es necesario; de exprimir desde la productividad todos y cada uno de los minutos; de priorizar las tareas y evitar caer en trampas como las que nos pone todos los días el correo electrónico.

Ser dueño de tu tiempo no te hace capaz de aprovecharlo al máximo. Partiendo de esa base, lo mejor que se puede hacer es tomar medidas para conseguirlo y evitar que la autogestión no deje de ser una magnífica noticia.

En Pymes y Autónomos | No debe despreciar nunca el valor del tiempo, El tiempo, una inversión no económica que debe ser medida y valorada, Concentración en la era de la distracción: algunos ‘trucos’ para evitar las 'fugas' de tiempo Imagen | Peter Smile

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio