Compartir
Publicidad

Mi jefe confía en mí en verano

Mi jefe confía en mí en verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mañana es el día en muchas empresas en las que los empleados tienen la misma sensación que había en el colegio cuando faltaba el profesor. El jefe está de vacaciones y no hay nadie que vigile. Y sin embargo ya no somos alumnos, cada uno sabe lo que tiene que hacer y el trabajo sigue saliendo adelante.

Hay alguna organización que puede tener un tipo de jefe diferente, con problemas para ceder el control. Donde no se deja decidir a los empleados, y cada pequeña decisión se tiene que consultar. Incluso hay casos extremos donde su ausencia beneficia la productividad. El equipo está más tranquilo y es capaz de desempeñar su trabajo sin problemas.

Pero en otras muchas el jefe confía en los empleados en verano. El 90% del trabajo puede salir adelante sin problemas. Hay algún tema en el que hay que tomar alguna decisión estratégica, pero en el día a día cada uno se responsabiliza de su área de trabajo.

No se trata de extrapolar a todo el año y trabajar sin jefes. Cada uno tiene su misión en la empresa, pero si ha hecho bien su trabajo, trazando las directrices, dando apoyo a los empleados para que tengan confianza en sí mismos la cosa resulta mucho más fácil.

La realidad es que la imposibilidad de muchos de ellos para delegar resulta una penitencia a la hora de tomarse unos días de descanso. No solo porque constantemente pueden estar recibiendo llamadas para realizar las consultas más nimias. No logran desconectar en ningún momento y esto les hace creerse imprescindibles.

Lo peor de todo es que a pesar de tomar ellos todas las decisiones, si algo sale mal las culpas se reparten, cuando no se responsabiliza al que ha ejecutado la orden. No ocurre lo mismo en caso contrario, los méritos todos saben quien se los apropia.

Imagen | Free-Photos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio