Compartir
Publicidad

Huir del mejor no cambiar porque funciona

Huir del mejor no cambiar porque funciona
0 Comentarios
Publicidad

En muchas empresas y departamentos de determinadas organizaciones solemos encontrar profesionales bastante reticentes a cambiar ciertos procesos y/o tareas con el único alegato de que no merece la pena emplear tiempo y recursos en plantearnos nuevas perspectivas cuando a su juicio, funcionan a la perfección.

Este planteamiento no se da únicamente entre los mandos intermedios y profesionales, sino que también entre los propios directivos, que en ocasiones razonan desde una perspectiva de corto plazo, sin caer en la cuenta de que el 'exceso' de tiempo que se dedican a ciertas tareas pueden llegar a suponer un lastre importante a la hora de acometer nuevos proyectos.

Por tanto, debemos evitar a toda costa caer en este tipo de reflexiones para acoger la idea de que invertir tiempo en mejorar lo que hacemos, hace las veces de un auténtico 'seguro de vida' para lograr ser eficientes a largo plazo, y así no caer en la peligrosa trampa que puede suponer acomodarnos demasiado.

Para desarrollar esta estrategia no tenemos por qué centrarnos en grandes proyectos, sino que podemos analizar también las tareas más sencillas que desarrollamos a diario, y poco a poco ir implementando una actitud que nos permita ir adaptando la mentalidad de todos los miembros de la organización hacia un paradigma más proactivo.

En Pymes y Autónomos | Ley de Pareto, objetivo eficiencia Imagen | Peribanyez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio