Publicidad

El estrés laboral de 2020, un problema debajo de la alfombra en muchos negocios
Management

El estrés laboral de 2020, un problema debajo de la alfombra en muchos negocios

HOY SE HABLA DE

Tanto para la persona que tiene un negocio como para aquellos que son trabajadores por cuenta ajena este año no ha sido nada fácil. Se han vivido muchos momentos de incertidumbre, tensiones y sobre todo muchos cambios. Esto acaba generando un clima laboral complicado y sobre todo mucho estrés laboral.

Pero con la situación actual, donde muchas empresas no saben si van a poder mantenerse abiertas o si se dirigen a concurso de acreedores, parece que el estrés laboral es algo que no se puede mencionar. Y sin embargo nos afecta, porque compromete nuestro futuro a corto plazo y nuestra salud a medio plazo.

Mucha tensión acumulada que tenemos que saber gestionar

Los problemas psicológicos se toman en muchos casos como algo menor. ¿Quién se pediría hoy en día una baja por estrés laboral? Los autónomos o los socios de las empresas están sufriendo una fuerte presión para mantener a flote sus negocios y no pueden plantearse una baja de este tipo.

Los empleados que trabajan en pymes o en negocios se encuentran en el mismo barco. Si el negocio no sale adelante saben que van a tener complicado encontrar un nuevo trabajo en un momento de crisis económica. Y la mayoría están comprometidos con mantener a flote a su empresa. ¿Se podrían pedir una baja laboral por la ansiedad o el estrés que les genera la situación?

Nadie estaba preparado para gestionar este tipo de situaciones límites

¿Y si estamos en ERTE? ¿Y si tenemos retrasos en los pagos y no podemos hacer frente a las facturas? No es nada fácil de gestionar emocionalmente. Lo malo es que todo esto lo está llevando cada uno como puede y es muy posible que en algún momento acabe por explotar esta situación.

En otras ocasiones se han generado situaciones de tensión por tener que adaptarnos a nuevas situaciones para trabajar, teniendo que adaptarnos a hacerlo desde casa, pero también por las restricciones y como afectan a nuestro trabajo a los horarios de apertura de los negocios, etc.

Y sin poder hablar con alguien que nos aconseje

La falta de contacto social, con amigos o familiares, a los que muchas veces no podemos visitar o con los que no podemos reunirnos agrava el problema. Porque poder hablar con los demás es una ayuda, una forma de tomar perspectiva sobre lo que estamos viviendo y no quedarnos dentro con todo.

Por eso es importante hablar de esta situación en las empresas, no de cada uno y cómo lo está viviendo, que puede ser complicado, sino de trazar un camino para 2021. Especialmente ahora que tenemos un horizonte con el inicio de la vacunación y la esperanza de entrar en el verano en una situación donde la epidemia ya se encuentre controlada.

Imagen | stevepb en Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios