Compartir
Publicidad

Es fácil conversar con grandes expertos

Es fácil conversar con grandes expertos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Expertos y grandes expertos. En otras ocasiones nos hemos detenido en la figura del experto que brota como las setas desde hace unos años. Una persona que tiene una titulación y conocimientos similares a otros. Que no destaca por la brillantez de su discurso ni su originalidad a la hora de ofrecer sus servicios. Por lo tanto, alguien de quien huir si buscamos hacer networking.

¿Qué ocurre cuando nos topamos en un nuevo trabajo con un gran experto? Es decir, con una persona preparada en todos los niveles. No siempre resulta fácil hablar con quien consideramos superior a nosotros en un grado intelectual y profesional. ¿Es fácil conversar con grandes expertos?

Imaginemos que comenzamos en un trabajo y nuestro jefe es una persona que nos impone. Es un buen líder pero nos sentimos intimidados por su experiencia y esto se convierte en un obstáculo para compartir nuestras ideas con él.

Estamos perdiendo la oportunidad de que nos valore no sólo por lo que hacemos a diario sino por lo que podríamos aportar al proyecto. Atónitos observamos cómo otros compañeros hablan con él de una manera natural, y la comunicación fluye con normalidad.

En una ocasión, tuve un jefe con una trayectoria profesional intachable pero, lejos de relajarme, su bagaje se anteponía a su cercanía (para mí) ¿Era su responsabilidad? No, los muros los levantaba yo.

¿Qué aprendí de aquella experiencia?

  • Un buen jefe siempre va a estar abierto a escuchar nuevas ideas

  • Un buen jefe admitirá que no lo sabe todo

  • Un buen jefe valorará tu iniciativa

  • Un buen jefe aceptará una crítica constructiva (ya está acostumbrado a oír sólo palabras amables)

  • Un buen jefe sí cree en el trabajo en equipo

La conclusión es que estamos tan acostumbrados a tratar con superiores que confunden gritar con ganarse el respeto, o que prefieren rodearse de un equipo que no implique escuchar sus aportaciones, que al tropezar con alguien tan opuesto no sabemos cómo comportarnos, y la clave está en algo sencillo: poseer confianza y hablar con naturalidad.

En Pymes y Autónomos|Rasgos que caracterizan a un buen jefe

Imagen|Bob

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio