Compartir
Publicidad

El coaching empresarial, realidad o mito

El coaching empresarial, realidad o mito
1 Comentarios
Publicidad

Otro concepto importado de los Estados Unidos y que se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos es el coaching. La definición de coaching aplicado al entorno empresarial sería un sistema que incluye conceptos, estructuras, procesos y herramientas de trabajo para que los profesionales puedan desarrollar unos comportamientos que les hacen ser más eficientes en su trabajo.

Este concepto no es nuevo, nace en 1994 a través de los trabajos de Ken Blanchard, que estudió los métodos de trabajo de Don Schula, entrenador de los Miami Dolphins de la NFL americana durante 22 años y que llevó a su equipo a 5 SuperBowls durante ese tiempo. La base de esta actividad parte de la aseveración de Timothy Gallwell que tras estudiar a los tenistas profesionales afirmaba que la calidad técnica de los tenista de élite era practicamente la misma en todos ellos y que el éxito o el fracaso venía determinado por la calidad psíquica o mental.

El objetivo dentro del coaching empresarial es que los directivos, a través del coach, sean capaces de sacar sus habilidades al exterior. Muchas veces no somos conscientes del potencial interior que podemos desarrollar, la labor del coach es que la persona sea capaz de descubrir esas habilidades y las potencie para conseguir una mejora en la capacitación profesional. Si partimos del origen deportivo del concepto, igual que tras todo deportista de élite existe un profesional, en la sombra, que le ayuda a mejorar y alcanzar sus metas, en el mundo empresarial, el coach estará detrás del directivo para que explote sus facultades y habilidades de la misma manera.

La labor del coach no es dar consejos, el coach escucha a su pupilo y hace de espejo para que sea el propio cliente el que sea capaz de obtener esos resultados. El trabajo del coach se centra, no tanto en los problemas del cliente, si no en las oportunidades de mejora que se deben de aprovechar.

¿Es útil este sistema para el desarrollo de las habilidades directivas? Mi opinión es, como casi siempre, depende. Depende de la voluntad de mejora del cliente y de la capacidad del coach. En este caso el coach en como el médico, el mejor especialista del mundo puede no ser bueno para nosotros si no es capaz de dar con la solución a nuestro problema. La valoración de este sistema, depende como siempre del resultado obtenido.

En Pymes y Autónomos | Tiempo para la reflexión Imágen | pvsbond

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio