Compartir
Publicidad

Cómo trabajar en casa en plena ola de calor y sin aire acondicionado

Cómo trabajar en casa en plena ola de calor y sin aire acondicionado
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Trabajar en casa tiene muchas ventajas, no hay que desplazarse hasta la empresa y en muchos casos se tiene libertad de horarios. Pero también se pierden algunas comodidades de las que se dispone habitualmente en la oficina como la climatización. Y es que trabajar en casa en plena ola de calor y sin aire acondicionado se puede convertir en un tormento.

Porque si durante todo el año muchos empleados intentan retrasar al máximo su entrada en la sede de la empresa, si se carece de una adecuada climatización, en esta época del año es cuando no importa entrar antes y salir más tarde, sólo para estar en un entorno ambiental algo más confortable.

Cómo trabajar en casa en plena ola de calor

La ventaja de trabajar en casa es que muchas veces somos nosotros los que ponemos horarios o el lugar más idóneo para sacar nuestras tareas adelante. Esto facilita la organización y si somos eficaces podremos sacar adelante nuestra faena y a la vez disfrutar del tiempo libre. Vamos a ver algunas cosas que podemos hacer:

  1. Cambia tus horarios, adaptados a las horas de menos calor. Es muy habitual que en esta época del año nos cueste dormir por la noche por el calor. Aprovecha este momento para trabajar, habrá tranquilidad en casa y en lugar de estar dando vueltas en la cama, hacer cuatro o cinco horas de trabajo será un cambio radical. La siesta también nos ayuda a ajustar estos horarios.
  • El ventilador es tu aliado ya que te permite tener algo de aire que nos refresque. Aunque esto suponga no tener la mesa llena de papeles que pueden salir volando. Mejor si se trata de un ventilador de techo, más eficaz ya que distribuye el aire por toda la sala.

  • Aíslate de los ruidos con música ambiental ya que si no tienes aire acondicionado las ventanas estarán abiertas. Y esto en muchos casos supone un problema especialmente si vivimos en una calle ruidosa. La música nos puede ayudar a aislarnos y mantener una concentración adecuada.

  • Bebe agua de forma frecuente ya que una correcta hidratación es clave para que nuestro organismo no se resienta. La ventaja de estar en casa es que siempre tendremos una nevera fresca y agua fría. Aquí lo que los expertos recomiendan es no ingerir bebidas con cafeína o alcohol.

  • Busca un centro de trabajo alternativo a tu hogar, que se encuentre cerca y nos permita estar una jornada de trabajo como podría ser un coworking, o sólo unas horas como el caso de cafeterías. Puede ser suficiente para avanzar en las tareas pendientes.

  • Si puedes trabaja en el exterior. En muchos casos, el ordenador portátil y el WiFi nos permite movilidad. Si tenemos una terraza a la sombra o un jardín puede ser una buena solución. Aquí es importante el brillo de la pantalla, ya que en muchas ocasiones no es tan sencillo trabajar en exteriores puesto que nuestro ordenador se convierte en un espejo.

  • Mira el lado positivo y disfruta del buen tiempo. Si has conseguido adaptar tus horarios, has trabajado por la noche, luego en las horas de más calor puedes disfrutar de la piscina, la playa o cualquier otro lugar que nos permita refrescarnos. Se trata de adaptarnos para ser lo más productivos posibles y evitar caer en una espiral de negatividad. No puedo dormir, estoy de mal humor, no me concentro para trabajar, estoy muchas horas porque no me concentro, etc.

Lo cierto es que en muchas empresas estamos a punto de comenzar un horario de verano, donde se madruga más, pero se acaba antes de la hora de comer. Se cambian los horarios y se ajusta al momento climático, pero a veces resulta inevitable tener que hacer algún trabajo en casa y puede que no siempre resulte fácil adaptarse a una temperatura ambiente elevada.

En Pymes y Autónomos | Mantener la productividad en verano trabajando en casa, ¿mito o realidad?

Imagen | AdrienBe

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio