Compartir
Publicidad

¿Podemos ser productivos con la jornada de verano trabajando en casa?

¿Podemos ser productivos con la jornada de verano trabajando en casa?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que en muchas empresas se implanta la jornada de verano, en algunos casos hay empleados que tienen que trabajar por la tarde desde sus hogares, realizando alguna tarea de forma habitual. Pero, ¿podemos ser productivos con la jornada de verano trabajando en casa?

No es una cuestión fácil, porque por horarios llegamos tarde a casa, tenemos que comer, hace calor y es posible que como nos descuidemos el sofá nos atrape con un cariñoso abrazo. Sin darnos cuenta son las seis o siete de la tarde y nos quedan dos horas de trabajo... Por eso creo que tenemos que organizarnos y ser muy metódicos.

Siete consejos para trabajar desde casa con la jornada de verano

  • No te relajes con los horarios ya que al tener toda la tarde por delante tendemos a relajar los horarios, y acabamos poniéndonos tarde mal y nunca.

  • Busca un espacio habitual para trabajar no solo para poder concentrase mejor, sino para que los que viven contigo sepas que estás trabajando y no te interrumpan en la medida de lo posible.

  • Mantén la estancia bien aclimatada, con buena luz y una temperatura que no sea excesivamente calurosa. Esto te ayudará a centrarte en tu tarea de forma más sencilla y acabarla cuanto antes.

  • Trabaja en las tareas más importantes de forma que si algo se queda sin hacer sea una tarea de escasa prioridad o algo que se puede dejar para otro día. Es importante tener un gestor de tareas personales que nos ayude a establecer claramente estas prioridades.

  • Si lo puedes evitar, no hagas descansos, van a ser un par de horas y cuesta más concentrarse que hacer un parón a la mitad. Si tienes que hacer paradas procura que seas breve o si te cuesta concentrarte una buena ayuda es utilizar la técnica Pomodoro.

  • No consultes el correo, el smartphone o cualquier notificación, si quieres hazlo un par de minutos antes de ponerte a trabajar con el único objetivo de ver que tu plan de trabajo no ha cambiado, pero no gestiones tareas. Lo importante es acabar con las tareas pendientes.

  • Piensa en la recompensa que supone este tipo de jornada. Por ejemplo, en mi caso prefiero tener la tarde libre, cenar pronto y dedicar un par de horas después para hacer estas tareas en la terraza con el portátil, sin que nadie me moleste o interrumpa.

Lo cierto es que es una buena solución, no sólo para la jornada de verano, sino también para otras épocas del año, para practicar un par de tardes por semana, donde la tecnología hoy en día nos ayuda a hacerlo de forma sencilla, que puede ser una retribución no dineraria para muchos empleados.

En Tecnología Pyme | Interrupciones y falta de concentración principales problemas de trabajar en casa

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio