Compartir
Publicidad

¿Cómo es tu cultura de empresa?

¿Cómo es tu cultura de empresa?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He leído con una sonrisilla este post de el Diario de un Director de sistemas: El “arturo” y los estereotipos. Es evidente que no me podría haber reconocido en el, pues ni he sido un “arturo”, y ni siquiera he sido consultor (o no al menos en la acepción de la que estamos hablando). Sin embargo, como cualquier hijo de los 70, los he conocido y los he sufrido. Y si, resulta muy muy clavado el retrato que hace de ellos.

Claro que el no haber sido un arturo no hace que yo no forme parte de otra tribu empresarial. No viene al cuento de cual, pero más de una vez me han comentado que se notaba cual había sido mi alma mater empresarial. Y si, aunque actualmente creo que ha perdido muchos de sus signos identificativos, he de reconocer mis similitudes, en mi forma de gestionar los asuntos, de reaccionar, de enfrentarme al día a día, con la de muchos excompañeros. Compartimos una cultura de empresa, lo mismo que la compartían esos arturos. Y, entre nosotros, me parece algo muy positivo para las firmas contar con ella. Y vosotros, en vuestras pymes, ¿tenéis una cultura de empresa?

Para empezar habría que definir que es eso de una cultura de empresa. Sin caer en frases de manual, lo primero que me viene a la mente (y es muy similar a algo ya expuesto por Remo) es que la cultura de empresa es ese conjunto de valores, de creencias, asumidos como propios por por un colectivo empresarial, que guían su día a día. De cara al exterior, sirven para distinguirnos de otros, para identificarnos. De cara al interior refuerzan nuestra cohesión. Un ejemplo, hay culturas que tienen como valor máximo la competitividad, en otras esta el control, la obediencia, la disciplina. Creo que ya podéis entender por donde van los tiros.

Dicho así, creo que es evidente que todas las organizaciones tienen, o deberían tener dicha cultura. El problema que observo es que muchas, especialmente las pequeñas, pero en ocasiones también las grandes, no son conscientes de dicha cultura, no la gestionan, no marcan los objetivos, las estrategias conforme a ella. Y os podéis imaginar que el precio que se paga es muy muy alto.

La existencia de una fuerte cultura de empresa me parece un valor en si misma, siempre y cuando sea respetuosa con el individuo, no lo ahogue, ni marque como a paria al diferente. Me pare muy positiva siempre y cuando se dinámica, flexible, y se adapte a los cambios sin perder identidad. tener claro cual es nuestra cultura permitirá tener claro que tipo de gente buscamos para trabajar con nosotros, y que ellos tengan claro, más allá de los objetivos inmediatos, que se espera de los mismos, que busca el grupo en ellos. Y cuando lleguen los malos momentos, dicha cultura servirá de armagasa en el colectivo, y de farol a la hora de iluminar la toma de decisiones.

Insisto, ¿cuál es vuestra cultura de empresa? Pensad en ello un momento.

PD: Me hubiese gustado poder linkar un excelente post sobre cultura empresarial de El Blog Salmón, de Antonio Toca. Como estamos caídos lo hago a la caché de Google.

Vía | Diario de un Director de sistema
En Pymes y autónomos | Cómo se define la cultura empresarial en la pyme
En El Blog Salmón | ¿Cómo es la cultura en tu empresa, paraguas o tazón de cereales?
Imagen | Dawn Endico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio