Compartir
Publicidad

Comienzan las vacaciones, ¿de verdad te crees que puedes desconectar del teléfono?

Comienzan las vacaciones, ¿de verdad te crees que puedes desconectar del teléfono?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Para muchos profesionales y autónomos el smartphone es como una segunda piel, una complemento imprescindible sin el que hoy no podrían sobrevivir en su día a día. Lo primero que hacen nada más levantarse es echarle un vistazo y también lo último antes de acostarse. Pero ahora que comienzan las vacaciones, ¿de verdad te crees que puedes desconectar del teléfono?

Para un trabajador por cuenta ajena es diferente. Me voy de vacaciones y basta con desviar las llamadas al teléfono de otro compañero y listo. Lamentablemente un autónomo no puede hacer esto. Con un agravante, en el peor de los casos sólo tiene un teléfono, el mismo que se utiliza para el trabajo es el personal, lo que impide poder apagarlo.

Pero muchas veces esta desconexión no es que no sea posible, es que no se quiere simplemente desconectar. Tenemos tan interiorizado el uso del móvil, que cuando no lo tenemos a mano o lo olvidamos en casa nos hace volver inmediatamente, incluso aunque sea un fin de semana.

Se trata de un hábito que en muchos casos ha creado adicción, aunque el autónomo ni siquiera lo percibe así. Y mucho menos lo ven como algo negativo, simplemente es lo que tienen que hacer, lo que los clientes esperan de ellos. De otra forma simplemente los perderán, y ese miedo parece que lo justifica todo.

La disponibilidad 24x7 a la que obliga el smartphone puede llegar a convertir al autónomo en un esclavo. Y igual que un cliente no entiende lo que son horas de trabajo y descanso, o fines de semana, las vacaciones no es un concepto que comprendan. Se puede resumir en si yo trabajo, te puedo llamar sin importar la hora que sea.

Por eso muchos no pueden permitirse simplemente irse de vacaciones y otros, aunque se vayan, simplemente llevan el teléfono a su lado y no logran desconectar ni siquiera una semana al año. Si a esto le sumamos los malos hábitos de algunos de ellos tenemos una combinación que hace imposible desconectar mentalmente del trabajo.

En Pymes y Autónomos | Cómo desconectar del móvil

Imagen | Ryan McGuire

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio