Compartir
Publicidad

Cinco síntomas para saber si mis empleados están desmotivados

Cinco síntomas para saber si mis empleados están desmotivados
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Motivación es una palabra clave para una empresa. Es la esencia y factor por excelencia para obtener el éxito, la productividad, la competitividad, etc. No en vano, por muy buena visión de negocio que tenga una persona, nunca conseguirá alcanzar un cierto grado de éxito si no sabe motivar al personal a su cargo. Por este motivo, el arte de motivar se convierte en una de las claves del éxito de la empresa moderna.

Sin embargo, en muchos casos, saber motivar pasa por identificar cuáles son las causas o factores que han conducido a un empleado a estar desmotivado o triste con el trabajo que realiza. Por regla general, estos factores son fáciles de distinguir, ya que se producen en aquellos trabajadores que, aunque no se han sentido lo suficientemente valorados o reconocidos, continúan con su labor. En todo caso, ya no es lo mismo.

Los síntomas de todo empleados desmotivado pueden ser diversos y tener muchas causas asociadas. En cualquier caso, existe una serie de factores genéricos que los expertos como Aflora, empresa especializada en servicios de Coaching, no han dudado en señalar como síntomas claros de todo empleado desmotivado:

  • Acata las órdenes sin proponer alternativas al modo en el que se realizan las tareas, sin destacar nuevos modos que harían que el trabajo fuese más eficiente, aun conociéndolas. En definitiva, es un empleado que trabaja pero sin la implicación que en otras ocasiones le habían hecho ser merecedor de la calificación de trabajador excelente.
  • Hace algo porque tiene que hacerlo, no porque quiera hacerlo. Se da, por tanto, un cambio en el lenguaje utilizado. Es decir, no está motivado ante nuevos proyectos, sino que los hace sin más.
  • Su productividad se reduce levemente, casi sin notarse. El empleado no avanza, está estancado. Parece haber olvidado que, tiempo atrás, era uno de los motores de la empresa. Sus jefes directos sienten que su comportamiento es coherente con sus pensamientos, pero el trabajador sigue actuando de igual modo.
  • Critican, plantean problemas, pero nunca soluciones. Este trabajador sólo generará inconvenientes, pero no tendrá la suficiente iniciativa para plantear remedios que provoquen la resolución de la situación, lo que generará un mal ambiente a su alrededor.
  • Aunque en su puesto de trabajo está de cuerpo presente, está ausente emocionalmente; el absentismo nunca es un problema con este tipo de empleados. Sin embargo, su falta de compromiso con la empresa sí parece estar ausente.

En Pymes y Autónomos | La motivación y el rendimiento dentro de la organización, Motivando a los desmotivados Imagen | bizior

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio