Publicidad

9 comportamientos que te convierten en un buen jefe

9 comportamientos que te convierten en un buen jefe
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Podría comenzar el artículo con un: "Basado en hechos reales" y no os mentiría. Si buscamos información para ser mejor líder, organizar y gestionar un equipo, encontraremos mucha información, pero la más interesante o, al menos, la que nos aporta mayor credibilidad son los testimonios de gente que ha vivido experiencias reales.

Los buenos jefes son aquellos que en general, también son buenas personas. Llevar adelante una empresa grande o pequeña, puede significar una gran productividad, éxito, dinero y también ser un tirano con los empleados.

9 comportamientos positivos y 1 negativo

1. Sé humilde. La humildad nunca está de más. De hecho, tendemos a recordar a esos jefes que jamás le han dado importancia a un logro personal y saben trasladar el éxito al equipo. Al fin y al cabo, solo no hubiera logrado nada.

2. Sé sincero. Lo que más valoramos es que nos digan las cosas a la cara. Con diplomacia con tacto pero que no nos lleguen habladurías sobre un posible despido, o cualquier otro rumor.

3. Sé humano, deja las proezas para los superhéroes. Cuando tu superior te pide que hagas algo por él porque no puede, cree que tú lo harás mejor o igual, está demostrando que delegar no vuelve a nadie débil.

4. Sé un líder que conoce los problemas de sus empleados. La experiencia más gratificante para un trabajador es percibir un sueldo acorde con su labor, pero que tu jefe, tu jefa..., te envíe un correo preguntando por un tema personal te hace valorar aún más a la persona.

5.Sé un alumno de por vida. Algo que produce entre alergia y rechazo es un jefe que cree conocer todo. Es imposible saber y controlar cualquier materia. Un jefe que se deja aconsejar o que pide ayuda, demuestra su valía como profesional y persona.

6. Sé visible, no se puede dirigir en la distancia todo el tiempo. Como empleados, conocemos a ese tipo de jefe que va a tomarse un café y no vuelve en dos horas. Luego se quejará de que el negocio va mal. No se trata de estar las 24 horas en la empresa, pero sí un tiempo razonable para ver cómo funciona todo.

7.Sé el más motivado del grupo. Los trabajadores somos conscientes de que es un ser humano y tiene sus límites pero, si el líder anda cabizbajo y lamentándose todo el día, mal asunto. El jefe o la jefa debe trasladar su entusiasmo por el proyecto, y eso sabemos que es contagioso.

8. Sé el que conoce cada rincón de la empresa. En el sentido literal. El jefe es como un buen vendedor, ha de conocer el producto, y en su caso se trata de la empresa. Conocer cada detalle, por poco relevante que parezca será importante en cualquier momento.

9. Sé estricto cuando debas. La empresa no es un cuento de hadas, todos los días no son buenos. Y algunas cuestiones como la puntualidad, comportamientos poco apropiados como usar el móvil en horas de trabajo para asuntos personales, deben ser solucionados al momento con firmeza. Todos se beneficiarán de una mala actitud bien corregida.

¿Cuál es el comportamiento negativo para un jefe?

Por resumir, no llevar a la práctica ninguno de los 9 comportamientos anteriores. La perfección no existe ni estos puntos anteriores son los únicos a seguir, pero si como jefe o jefa jamás te has planteado ninguno, entonces no vendría mal echar un vistazo al menos, a alguno de los 9 sugeridos.

Imagen|Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir