Compartir
Publicidad
Publicidad

Más dificultades para el acceso al crédito de las pymes

Más dificultades para el acceso al crédito de las pymes
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noticia se ha publicado hoy en El País, la nueva normativa que el Banco de España va a imponer a bancos y cajas de ahorros puede suponer un aumento de la restricción en el acceso al crédito y un encarecimiento de las condiciones, que afectaría, en mayor medida, a las pymes.

Según esta noticia, esta nueva normativa será anunciada la próxima semana por el Banco de España. Estas condiciones obligarán a las entidades a ser más selectivas a la hora de conceder préstamos sin garantías reales, es decir si en aval de inmuebles, dinero o acciones, lo que afectará en mayor medida a los créditos que piden las pymes, las sociedades de mayor tamaño y los denominados créditos al consumo, que se usan para financiar la compra de coches, electrodomésticos, etc.

Básicamente la nueva normativa afectará al plazo que tienen bancos y cajas para provisionar por impagos. Cuando un cliente no devuelve el dinero prestado, la entidad tiene que ir sacando de su beneficio la parte correpondiente a la cantidad impagada y acumularla en una cuenta, en eso consiste provisionar un crédito.

Hasta ahora, la entidad tenía entre 24 y 72 meses para hacer la provisión por impago desde el momento en que el cliente pasaba más de 90 días sin atender el pago del crédito. Ahora, el Banco de España pretende que esa provisión se haga a los 12 meses, eso va a suponer que las entidades y las empresas tendrán menos tiempo para buscar una solución, una refinanciación, etc. Los bancos y cajas tendrán que ser más cuidadosas a la hora de conceder un crédito sin garantías porque si no controlan, todavía más, el riesgo de impago se verá afectada su cuenta de resultados.

A este respecto, Joaquín Maudos, miembro del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas IVIE y profesor de la Universidad de Valencia ha manifestado que "no cabe duda de que el Banco de España separa radicalmente los créditos con y sin garantías reales, y penaliza estos últimos, que son los que piden las empresas. A partir de ahora, subirán los precios de los préstamos empresariales por el peligro de impago".

Si, en la situación actual, era difícil para pymes y emprendedores conseguir financiación, con esta medida se volverá prácticamente imposible. Sólo se podrá acceder a través de avales inmobiliarios, pignoraciones o fórmulas similares. El Banco de España vigila, exclusivamente, por las condiciones del sistema financiero y no parece importarle los efectos que sus medidas tengan en el tejido empresarial y, como siempre, estas medidas afectarán negativamente en la parte más débil de la cadena. Difícilmente se va a regenerar la economía española ahogando a las pymes.

En Pymes y Autónomos | Innovadores y financieros... igual que patronal y sindicatos Imagen | TheTruthAbout

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos