Estas son las sanciones que nos puede imponer por hacer mal el proceso de selección en nuestra empresa, de 7.500 a 225.000 euros

Estas son las sanciones que nos puede imponer por hacer mal el proceso de selección en nuestra empresa, de 7.500 a 225.000 euros
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Cuando una empresa necesita cubrir una vacante lo más habitual es publicar una oferta de trabajo, ya sea en escaparate de un comercio o a través de redes sociales o portales especializados de empleo. Si no tienen cuidado las empresas pueden cometer diferentes errores en el proceso de selección que pueden acabar con una sanción, que pueden ir de 7.500 a más de 225.000 euros.

Depende del punto del proceso en el que se encuentre el candidato la sanción puede ser de un tipo u otro. Y de diferentes organismos, desde Inspección de Trabajo a protección de datos pueden tener algo que decir si no se ha sido escrupuloso en el proceso de selección.

Publicar una oferta segregada por sexos

No hace mucho sancionaron a un obrador de Barcelona por publicar una oferta segregada por sexos. Por un lado buscaban maestros pasteleros y por otro dependientas. El problema es que tal y como estaba publicado parecía que solo los hombres podían optar al primero y el segundo iba destinado a las mujeres.

Inspección de Trabajo sancionó el hecho como una infracción muy grave por establecer condiciones, mediante la publicidad, difusión o por cualquier otro medio, que constituyan discriminaciones para el acceso al empleo por motivos de sexo. La sanción mínima para ese supuesto era de 7.500 euros.

El error de no contestar a todos los inscritos

Otro error habitual es abrir un proceso de selección. Recibir una gran cantidad de solicitudes con los curriculum de los candidatos y no contestar a aquellos que hemos descartado.

El problema aquí es que aunque los hayamos descartado, tenemos que tratar sus datos personales, por lo que lo menos tenemos que mandar un mensaje tipo indicando que sus datos se incorporan para su tratamiento en el proceso de selección e informar de cómo pueden ejercer sus derechos en caso de querer eliminar dicho curriculum. 

En estos casos la sanción impuesta por la AEPD puede llegar a los 20.000 euros. Además sería recomendable que una vez finalizado el proceso se informara a todos los inscritos de que sus datos se eliminan, o por el contrario, se van a mantener para futuras vacantes donde puedan encajar los perfiles de estos candidatos. 

Realizar preguntas que vulneran la privacidad

Por último, durante la entrevista personal hay que tener mucho cuidado con las preguntas que se realizan, ya que traspasar el límite para pedir datos personales o privados puede ser motivo también de sanción. Algo tan común como si un candidato está soltero o casado o si en el futuro tiene pensado tener hijos. 

Con todas estas premisas no es raro que muchas empresas antes de hacer un proceso prefieran asesorarse por expertos o externalizar el proceso para que sean ellos los que presenten una terna de candidatos finales a la empresa y les ayuden a tomar la decisión final. 

Temas
Inicio