Compartir
Publicidad
Publicidad

Daños morales a un sindicato por negarse a negociar

Daños morales a un sindicato por negarse a negociar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hace años, un tema de lo más novedoso jurídicamente hablando, era el de la posibilidad o no de del derecho al honor de una persona jurídica, de la protección de su reputación. La STC 139/95 abrió el camino para el amparo a dichas personas con el 18.1 de la Constitución, por lo que la cuestión parece zanjada.

Sin embargo, en el Derecho siempre hay una vuelta de tuerca. Y es que el Tribunal Supremo acaba de admitir un recurso de casación ciertamente curioso. En el mismo, se condena a una entidad bancaria por negarse a negociar con un sindicato, en cuantía por la perdida de afiliados y en otra por los daños morales que ha supuesto tal negativa, pues ha limitado su influencia, su presencia, sobre los trabajadores de la misma.

Por tanto, os recomendaría que tuvieseis cuidado como empresarios a la hora de negaros en rotundo en sentaros a la mesa, no vaya a ser que la manida sensibilidad sindical cobre un distinto significado, y alguien se sienta ofendido y pretenda monetizar dicho sufrimiento. Por ello, y tal y como nos sugiere Sevach, conviene abrir negociaciones y celebrar reuniones de buena fé, pero obviamente esto no supone que haya que llegar a un acuerdo (para eso estaría en última instancia la Administración).

Lo cierto es que, preguntándoselo Sevach en el ámbito de la Administración, no puedo evitar hacer yo otro tanto en el de la empresa privada. ¿Podría una empresa demandar por daños morales a un sindicato por su negativa a sentarse a negociar?, ¿no incide una negativa injustificada en el prestigio de la empresa entre los propios trabajadores y de los clientes?

Vía | El Blog de Derecho Público de Sevach En Pymes y autónomos | El paro de los autónomos y el diálogo social: ¿y si hacemos huelga ... Imagen | corazón girl

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio