Compartir
Publicidad

Cooperativas de impulso empresarial: cómo facturar si no eres autónomo

Cooperativas de impulso empresarial: cómo facturar si no eres autónomo
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las pegas que se suelen poner a la hora de emprender es el desequilibrio entre los costes burocráticos (fiscales, sociales, mercantiles, etc...) y la facturación prevista, bien por ser baja esta o meramente coyuntural. Parece que desde las instituciones se van dando cuenta, aunque aún queda mucho camino por recorrer. Eso explica el nacimiento de figuras como las cooperativas de impulso empresarial.

Hace ya años os hablamos de iniciativas similares, también alrededor de una forma cooperativa, como el proyecto de tefacturamos.com, una cooperativa de trabajo asociada pensada como una herramienta para freelances, emprendedores y demás que necesitan facturar dentro de la legalidad, pero a los que el coste de una estructura estable a tal efecto se les hace demasiado.

La idea, en esencia, es que si voy a facturar un trabajo, me incorporo como socio a la cooperativa, en el RG de la SS o como autónomo, por el tiempo necesario, y ésta factura a mi cliente, quedándose con un porcentaje.

La idea no era mala, si bien tenía algunas limitaciones que recogíamos en nuestros posts. Quizás intentando salvar esas pegas (aunque no pueden evitar todas, como las referentes a las limitaciones en materia de seguros sociales) se ha importado una figura desde Bélgica a Andalucía, tal y como leo en Bitácora de crisis, la cooperativa de impulso empresarial., donde resumen perfectamente la esencia de la misma:

Es una estructura paraguas que tiene como socios a desempleados, emprendedores o trabajadores con actividad intermitente. Además hay socios de estructura que prestan servicios de orientación, formación, consultoría de negocio y asesoramiento, encargados de gestionar la parte burocrática de las contrataciones (para los socios que optan por el Régimen General de la Seguridad Social) o las altas censales (en el caso de los socios que opten por el Régimen de Autónomos).

Como bien señalan la cooperativa no busca trabajo, es un mera estructura que permite a estas personas operar legalmente con un coste más reducido, y se financia bien con aportaciones públicas, bien con las cuotas de los socios.

A día de hoy hay dos cooperativas creadas bajo este modelo, una dedicada a peridodistas, SBP y otra a artistas, SMARTIB

Allende nuestras fronteras en muchos países son habituales las sociedades umbrella o sociedades paraguas, dedicadas a los llamados contractors o freelances, sociedades que se interponen entre tu y tu cliente, de tal modo que son ellas las que facturan al mismo mientras tu figuras como empleado. Este tipo de estructuras en España son del todo ilegales, y sólo soluciones como las descritas, bajo la fórmulacooperativa, y especialmente bajo esta fórmula cooperativa ad hoc parecen poder desenvolverse legalmente.

Lo que esta claro es que hay una necesidad latente, que hay muchas personas deseando poder facturar legalmente, desarrollar sus capacidades, y el marco actual, con importantes costes fijos, no les permiten desarrollarlo.

Vía | Bitácora de crisis Más información | Ley 14/2011, de 23 de diciembre, de Sociedades Cooperativas Andaluzas En Pymes y Autónomos | Facturar un diseño web sin ser autónomo (I), Facturar un diseño web sin ser autónomo (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio