Publicidad

Más de 2.000 expedientes inicidados por Inspección por el registro de jornada

Más de 2.000 expedientes inicidados por Inspección por el registro de jornada
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Ya han pasado más de 6 meses desde que el pasado mes de mayo entrara en vigor la obligación de que los trabajadores registraran la hora de entrada y de salida en sus empresas. A pesar del plazo de gracia desde que salió la ley, muchas lo pusieron en marcha tarde y mal. Quizás por eso se han iniciado más de 2.000 expedientes por Inspección de Trabajo referentes al registro de jornada.

Y todo esto pensando que la llevanza en sí misma del registro de jornada no es objeto de inspección, sino que dentro de una actuación de este órgano, también se revisa que la empresa cumpla con esta obligación. De los 2.010 expedientes iniciados que tienen que ver exclusivamente con el registro de jornada, se han finalizado 505 y se han propuesto 107 infracciones por un total de 113.181 euros y realizado 189 requerimientos de subsanación.

Por otro lado Inspección de Trabajo también tenía una campaña en marcha para controlar el tiempo de trabajo. Aquí se han finalizado 4.858 expedientes y se han propuesto 873 infracciones, por un total de 1.150.197,5 euros. A esto se añaden más de 1.482 requerimientos. Hay que recordar que el registro horario es una herramienta que ayuda a probar que se están haciendo horas extras no pagadas o que se jornadas irregulares.

La realidad es que en muchas empresas se ha puesto en marcha el sistema deprisa y corriendo. Y es algo que añade una obligación y lleva aparejado un trabajo importante. Si no se ha elegido bien la herramienta tendremos que dedicar mucho tiempo a corregir errores de fichaje, a realizar informes o si lo hacemos en papel será un problema mayor.

Además no está regulado en la mayoría de los convenios que ocurre si un empleado se niega a fichar o simplemente decide sabotear el sistema, creando errores de forma intencionada. Esto crea un problema en la organización, que en último punto es responsable de que se cumpla dicho registro.

La realidad es que para las empresas supone un problema, también para el empleado que no está acostumbrado, y muchas veces se olvida, ficha mal una entrada o salida, etc. Esto por no hablar de empleados en movilidad, que teletrabajan o similares. Hay soluciones de diferentes tipos, sin gran coste y que se pueden adaptar a todos los sectores. Ahora hace falta voluntad para hacer las cosas bien.

Imagen | nile

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir