Planes de pensiones de empleo para autónomos, más deducciones para IRPF y una sombra sobre el futuro de las pensiones

Planes de pensiones de empleo para autónomos, más deducciones para IRPF y una sombra sobre el futuro de las pensiones
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Uno de los cambios más importantes que se han puesto en marcha desde el pasado 2 de julio son los planes de pensiones para empresas. Gracias a ellos se mejora la capacidad para deducirse fiscalmente, tanto de la empresa como del empleado. Pero, ¿qué ocurre en el caso de los autónomos? Lo cierto es que con la aprobación de los Planes de Pensiones de Empleo, los podrán suscribir las asociaciones de trabajadores autónomos, colegios profesionales y mutualidades vinculadas al propio colectivo.

De esta manera estos planes de pensiones que eran solo accesibles para grandes empresas y pymes, se democratizan para que cualquiera, que esté asociado o no a uno de estas asociaciones de autónomos se puedan sumar al plan. ¿Cuál es la gracia del asunto? Que un autónomo que suscribe uno de estos planes podrá deducir una mayor cantidad que si suscribe un plan individual.

Y justo se ponen en marcha cuando los autónomos tienen menos capacidad de ahorro individual

Es una herramienta que está más pensada para las empresas y los trabajadores por cuenta ajena, ya que supone un incentivo fiscal en ambos casos que puede ayudar a ofrecer remuneraciones más atractivas sin que suponga un aumento equivalente en los costes laborales. A la vez debería crear una cultura del ahorro para el futuro muy escasa en nuestro país comparado con el resto de Europa.

En el caso de los trabajadores autónomos podrán adherirse a los planes sectoriales que deseen promovidos por los diferentes gremios profesionales indistintamente para comenzar a beneficiarse de las ventajas en términos de reducción de costes respecto al sistema individual y las empresas deberán negociar a través de los convenios sectoriales la inclusión de estos Planes de Pensiones de Empleo.

Serán las asociaciones de autónomos, alguna ya tiene el plan en marcha, los colegios profesionales o las mutualidades las que promuevan estos planes. Sin embargo, para adherirse a ellos no sería necesario pertenecer a una de estas asociaciones de autónomos, por ejemplo.

El límite establecido de la cantidad a deducir para un autónomo será de 4.500 euros, lejos de los 10.000, entre aportaciones propias y la empresa que tiene un trabajador por cuenta ajena. Y sin embargo, una cantidad mucho más atractiva a efectos fiscales que los 1.500 que se puede deducir en un plan individual.

Dicha cantidad afectaría al IRPF, ya que es fiscalmente deducible, pero no así al cálculo de los rendimientos netos según los cuales se cotizará a partir de 2023, ya que no es un gasto propiamente dicho de nuestra actividad económica, sino una herramienta que facilita el ahorro para el futuro.

Y aquí llegamos al punto clave para mi, justo cuando los autónomos van a tener menos margen para el ahorro privado, al tener que asumir una cuota según sus ingresos netos, se pone en marcha esta herramienta. Sería un buen complemento ahora que se puede elegir base, para aquellos que optan por dividir sus ahorros, una parte cotizada a la Seguridad Social por la base mínima y otra como ahorro personal en un plan de pensiones, de ahorro individual o cualquier otra herramienta.

¿Qué pensión cobraré cuando me jubile?

Ahora estos autónomos, al pagar el próximo año más posiblemente en sus cuotas a la Seguridad Social, tendrán menos capacidad para aportar a estos planes colectivos de pensiones. Además queda la duda de si al universalizarse este tipo de planes, en caso de conseguirlo, sería una puerta abierta en el futuro para un recorte en el sistema de pensiones, sea por la vía de más años en el periodo de cálculo para la pensión o por una moderación en su revalorización.

Y precisamente por este miedo o sospecha es por lo que una buena parte del colectivo ve con recelos la cotización por ingresos reales, puesto que no tienen nada claro que llegado el momento de su jubilación las promesas se hagan realidad. No sería la primera vez que ocurre con el colectivo, que sabe bien que una cosa es generar un derecho y otra diferente llegar a beneficiarse del mismo.

Temas
Inicio