Compartir
Publicidad

Pagar lo mismo y mejorar prestaciones, la ecuación que no cuadra con los autónomos

Pagar lo mismo y mejorar prestaciones, la ecuación que no cuadra con los autónomos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estos días en los que se está negociando la cotización por ingresos reales de los autónomos surgen diferentes voces que intentan aportar soluciones que se ajusten a sus necesidades o las del colectivo que representan. Pero la realidad es que si no se suben los ingresos será imposible mejorar las prestaciones.

Al menos así lo ha afirmado Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social, convencido de que es necesario mejorar las prestaciones de los autónomos puesto que todo el mundo está de acuerdo que hoy por hoy son insuficientes. Afirma también que la subida del SMI no va a traducirse automáticamente en una subida de las base mínima de cotización.

La solución para mejorar las prestaciones de los autónomos pasa por que coticen de la forma más ajustada posible a sus ingresos reales. Además el secretario de Estado de la Seguridad Social ha puesto el acento también en la prestación por cese de actividad y por contingencias profesionales, ambas del todo insuficientes y que hace que los autónomos tengan un menor grado de protección que otros trabajadores.

Lo que está claro es que el sistema del RETA no puede perder ingresos. De esta manera si los que tienen menor ingresos, como parece, van a ver como su cuota baja, necesariamente los que tienen unos ingresos reales van a estar obligados a pagar más.

Todo esto se está negociando con los representantes de los autónomos y organizaciones como CEAT, ATA, Uatae y UPTA. Lo que no cuadra con la postura de algunas de estas organizaciones, donde se muestran a favor del descenso de la cotización de aquellos cuyos ingresos están por debajo del SMI, pero no de subir al resto. Mal asunto si tenemos en cuenta que el 86% de los autónomos cotiza por la base mínima. La pregunta es, ¿también tienen ingresos de 900 euros al mes?

En todo caso en los meses que quedan hasta final de año parece bastante complicado fijar las bases de un acuerdo. Teniendo en cuenta que el presupuesto todavía no se ha votado y que los efectos de la subida del SMI no tendrían efectos hasta que este entrara en vigor, previsiblemente en el segundo trimestre de 2019 queda tiempo para llegar a un acuerdo que contente tanto al autónomo pobre como al rico.

Imagen | stevepb

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio