Compartir
Publicidad

La subida del SMI prevista en los PGE y su efecto sobre las bases de cotización del autónomo

La subida del SMI prevista en los PGE y su efecto sobre las bases de cotización del autónomo
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece que ya hay acuerdo previo en los PGE 2019 entre PSOE y Podemos. Entre otras medidas que incluyen se encuentra una importante subida del salario mínimo interprofesional, SMI, donde se pretende que llegue a los 1.000 euros en 2019, un aumento de 150 euros que está todavía por determinar. Y lo malo es que la subida del SMI prevista en los PGE acaba por afectar a las bases de cotización del autónomo.

Por lo menos en lo que se refiere a los autónomos societarios no será algo automático, puesto que tras la aprobación de los últimos presupuestos quedaron desligados del SMI para su cálculo. Pero si puede tener incidencia, y mucha, en la base mínima de cotización por la que apuestan la mayoría de los inscritos en el RETA.

Si recordamos lo que ocurrió en 2018, un aumento en el SMI significa de forma casi matemática un aumento equivalente en la base mínima de cotización. No parece lógico que un autónomo cotice por una base inferior al mes de lo que sería el salario mínimo. Y esto significa pagar más cada mes, algo que no suele ser bien recibido por el sector.

Quizás la esperanza sea que los agentes sociales no están en la mesa de negociación de los PGE 2019, y es con ellos con los que suele pactar este tipo de medidas. Mil euros es una cifra simbólica, pero para alcanzarla no hay que perjudicar a muchos autónomos que ya sufren para pagar su cotización mensual.

Es cierto que una medida de este tipo puede mejorar la capacidad adquisitiva de muchos hogares, lo que tiene un efecto arrastre hacia la economía por el aumento del consumo interno. A la vez, los empleados con un salario menor, ven como su sueldo si no sube a la vez que el SMI se devalúa, por lo que suele suponer un incentivo para mejorar salarios en los convenios colectivos. Pero también puede tener el efecto contrario.

A todas esta la reforma del RETA y una de sus medidas, como sería la cotización por ingresos reales, sigue todavía pendiente. Este tipo de medidas tendrían menor incidencia para aquellos autónomos que menos ingresan si estuviera en vigor. Por otro lado hay que tener en cuenta que en caso de aprobarse, algo que está todavía por ver, no tendrían efecto hasta el segundo trimestre de 2019 como muy pronto. Eso si no hay elecciones antes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio