Inspección a por las empresas que buscan ahorrar despidiendo antes del fin de semana

Inspección a por las empresas que buscan ahorrar despidiendo antes del fin de semana
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Uno de los aspectos que la Seguridad Social quiere reducir de forma drástica son las empresas que para ahorrar en las cotizaciones despiden a sus empleados los viernes para volver a contratar los lunes. Esta práctica, que ya está penalizada con sobrecotización, sigue siendo la norma en muchas compañías. Y ahora Inspección va a por las empresas que buscan ahorrar despidiendo antes del fin de semana o de vacaciones.

Lo que se busca sobre todo es que no salga a cuenta contratar empleados de muy corta duración, apenas entre uno, tres y cinco días. Y se va a aumentar todavía más la penalización en las cotizaciones para que directamente no salga a cuenta realizar este tipo de prácticas, especialmente si se producen de forma reiterada.

Hay diferencia, no es lo mismo contratar a una persona en un local de restauración porque en una fecha concreta tienen un evento y necesitan ayuda adicional, que mantener a toda la plantilla entrando y saliendo de los contratos en función de si hoy tengo o no mucha gente en el local y mañana tengo o no reservas.

La Seguridad Social pretende que con una tasa a pagar por bajas de contratos en las empresas este tipo de prácticas queden en el olvido. Hay que tener en cuenta que estadísticamente cada mes, el 90 % de los contratos que se firman en España son temporales y de ellos alrededor del 25 %, uno de cada cuatro, son de muy corta duración, es decir con una duración inferior a los siete días.

Lo que se busca es acabar con este tipo de prácticas que se han convertido en algo estructural en diferentes organizaciones. Porque una cosa es la flexibilidad y otra diferente convertir el día a día de los empleados en una gincana solo para ahorrar unos euros en cotizaciones. Hoy trabajas, mañana no, pero atento al teléfono que te puedo llamar para pasado.

Inspección está actuando en este sentido enviando requerimientos a empresas que han rescindido contratos antes del fin de semana o de las vacaciones para evitar la Seguridad Social. Se trata de una fórmula de aviso que ya se ha puesto en marcha con éxito en otras ocasiones, como en el caso de los falsos autónomos. Veremos si ahora estamos o no en la misma situación.

Quizás haría bien Inspección en revisar también los contratos de muchos sanitarios que se ven constantemente en este tipo de situaciones con contratos de sustitución muy, muy breves. También de los profesores interinos, a los que se despide para no pagarles las vacaciones, a pesar de que estarán contratados con total seguridad al siguiente curso.

Temas
Inicio