Compartir
Publicidad

Hacienda estrecha el cerco contra los defraudadores fiscales

Hacienda estrecha el cerco contra los defraudadores fiscales
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Agencia Tributaria ha obtenido 15.664 millones de euros en 2015 como resultado de su labor en la prevención y lucha contra el fraude, lo que supone una cifra récord en su historia que supera en un 27,2% la conseguida el año anterior. Parece que se estrecha el cerco contra los defraudadores, pero no se legisla para que las grandes empresas paguen igual que las pequeñas.

Estas cantidades se desglosan en 15.188 millones de euros se corresponden con el 'indicador 3' de objetivos, los resultados directos obtenidos por la Agencia en el ejercicio de sus funciones de prevención y lucha contra el fraude, que aumentan un 32,2% con respecto al año anterior. Esta recaudación se desglosa, a su vez, en ingresos procedentes de actuaciones de control ('indicador 3.1'), que aumentan un 11,6% hasta alcanzar los 9.687 millones de euros, y la minoración de devoluciones solicitadas por los contribuyentes ('indicador 3.2'), donde se registra un fuerte incremento del 96,2% motivado por los expedientes mencionados, hasta alcanzar los 5.501 millones de euros.

Destacan por su incremento las actuaciones inspectoras de control de devoluciones en un 11% y las de requerimientos y actuaciones de información en un 16%, que se suman a otras áreas que ya se vienen impulsando en años anteriores y que se han seguido reforzando en 2015, como el sector de profesionales, con un incremento de inspecciones del 16%, y el de sociedades y socios en un 10%.

La impresión que produce todo esto es que la Agencia Tributaria dirige sus pasos a controlar más a los pequeños, mientras las grandes empresas disponen de mecanismos para que, dentro de la ley, puedan pagar menos o incluso como puede ocurrir con las grandes tecnológicas, que declaren pérdidas y les devuelvan dinero. En lugar de luchar por llegar a un acuerdo como ocurre en otros países, les toca a los más pequeños aportar la mayor cantidad de recursos.

Lo cierto es que es muy complicado que si las empresas que tienen millones de beneficios no contribuyen, los pequeños comercios, autónomos y pymes buscan sus propios recursos para acabar pagando lo menos posible, aunque esto tenga un riesgo evidente y cada vez sean más los que tienen todo su negocio tal y como a la Agencia Tributaria le gustaría.

Cuestión aparte son los cambios de criterio que tiene la Agencia, que en muchos casos son un perjuicio evidente y aprovechan la escasa capacidad de las pequeñas empresas para pleitear con la Administración y hacer valer sus derechos.

Más información | La Moncloa

En Pymes y Autónomos | Las tarjetas "white" y la supresión del dinero en efectivo acabarían con el fraude fiscal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio