El Gobierno está abierto a transformar créditos ICO en ayudas directas a empresas

El Gobierno está abierto a transformar créditos ICO en ayudas directas a empresas
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El Gobierno está estudiando reformar el marco legal vigente para poder mejorar las ayudas directas para autónomos y empresas, una de las demandas más repetidas por los diferentes colectivos ante la persistencia de la crisis sanitaria y económica. Todo el mundo está de acuerdo en que no basta con los ERTES. Por eso ahora el Gobierno está abierto a transformar créditos ICO en ayudas directas a empresas.

Esta ya era una petición de PIMEC que proponía transformar un 40% de los créditos ICO concedidos en ayudas directas y extender la carencia de devolución del resto del crédito, lo que permite dar una respiro muy importante para muchos negocios. Todo esto después de que el pasado 28 de enero, la Comisión Europea aprobara una nueva modificación del Marco Temporal europeo, incluyendo la posibilidad de conversión de las ayudas en forma de anticipos reembolsables, garantías, préstamos u otros instrumentos en subvenciones directas.

Además hay que tener en cuenta que ya se amplió el periodo de carencia y el plazo de amortización de los ICO, de manera que empresas y autónomos tengan más margen para la recuperación. La carencia se amplió hasta 24 meses y el plazo de devolución hasta los ocho años.

El Gobierno deberá primero notificar a la Comisión Europea la extensión del marco nacional aplicable a todas las ayudas que pueden conceder las administraciones. Este paso es obligatorio para que la comisión autorice el cambio y se permita una nueva inyección de liquidez para los negocios y autónomos. La pregunta es, ¿será suficiente para mantener vivas a las empresas?

La intención es acelerar todo el proceso para que el alivio de la carga financiera, que permitirá reforzar su solvencia. Hay que tener en cuenta que las únicas ayudas hasta el momento de este tipo habían llegado de ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Sin duda una buena noticia a falta de conocer la letra pequeña para muchos empresarios.

Hasta ahora se habían concedido más de 115.000 millones en créditos ICO y teniendo en cuenta que la recuperación efectiva no va a empezar hasta el segundo semestre de 2021, según los más optimistas o 2022 según los pesimistas, será una buena noticia que una parte de este dinero se convierta en ayudas directas y las empresas no tengan que devolverlo.

Lo malo es que muchas ya han gastado este capital y su problema no es devolverlo, sino hacer frente a los próximos pagos con negocios afectados por restricciones. Al menos supondrá un respiro a medio plazo, aunque a corto van a tener que seguir pasando apuros hasta que vuelvan a facturar con normalidad.

Temas
Inicio