Este es el beneficio imprevisto para las rentas de menos de 35.200 euros que llega de la mano del ajuste fiscal en 2023

Este es el beneficio imprevisto para las rentas de menos de 35.200 euros que llega de la mano del ajuste fiscal en 2023
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La rebaja fiscal anunciada por el Gobierno se centraba en aquellos que menos ingresos tienen. No se aplica IRPF si no se llega a los 15.000 euros y había una rebaja importante para el tramo hasta 21.000 euros. ¿Pero qué ocurre si ganamos 21.001 euros? Lo cierto es que la diferencia de ingresar un euro más o menos suponía un diferencial fiscal muy grande. Por eso, se modifican las retenciones aplicables a las rentas de entre 21.000 y 35.200 euros que pueden llegar hasta 1.000 euros anuales.

Se trata de hacer que el escalón fiscal que se aplica a alguien que gana 21.000 euros y el que se aplica a otro que gana solo un poco más de dicha cantidad sea progresivo. A medida que crece el salario hasta llegar a esta cifra de 35.200 este beneficio fiscal se va diluyendo.

¿A qué contribuyentes afecte esta modificación reglamentaria que les puede ahorrar hasta 1.000 euros al año?

Según el documento sometido a consulta pública por Hacienda:

Cuando el contribuyente obtenga una cuantía total de retribución, a la que se refiere el artículo 83.2 de este Reglamento, no superior a 35.200 euros anuales, la cuota de retención, calculada de acuerdo con lo previsto en los apartados anteriores, tendrá como límite máximo el resultado de aplicar el porcentaje del 43 por ciento a la diferencia positiva entre el importe de la cuantía total de retribución y el que corresponda, según su situación, de los mínimos excluidos de retención previstos en el artículo 81 de este Reglamento

Hay que tener en cuenta que no será para todos aquellos que cobren esta cantidad, ya que depende de circunstancias familiares o los ingresos que tenga la unidad familiar.  En este caso las limitaciones propuestas son las siguientes:

  • Contribuyente soltero, viudo, divorciado o separado legalmente con descendientes, cuando tenga derecho a la reducción establecida en el artículo 84.2.4.º de la Ley de Impuesto para unidades familiares monoparentales.
  • Contribuyente cuyo cónyuge no obtenga rentas superiores a 1.500 euros, excluidas las exentas.Otras situaciones, que incluye las siguientes:
  1. El contribuyente casado, y no separado legalmente, cuyo cónyuge obtenga rentas superiores a 1.500 euros, excluidas las exentas.
  2. El contribuyente soltero, viudo, divorciado o separado legalmente, sin descendientes o con descendientes a su cargo, cuando, en este último caso, no tenga derecho a la reducción establecida en el artículo 84.2.4.º de la Ley del Impuesto por darse la circunstancia de convivencia a que se refiere el párrafo segundo de dicho apartado.
  3. Los contribuyentes que no manifiesten estar en ninguna de las situaciones 1.ª y 2.ª anteriores.

Los expertos calculan que este ajuste fiscal es más benévolo cuanto más cerca está nuestro salario de los 21.000 euros y se hará casi imperceptible pasados los 30.000.

Pero en 2024 habrá que rendir cuentas a Hacienda

Los cotizantes que se vean afectados por esta medida van a tener más dinero en sus bolsillo en 2023, pero en 2024 al tener que hacer la declaración de la RENTA van a tener que dar cuenta de este dinero que han disfrutado, ya que no se trata de una rebaja fiscal. Aquí saldrán ganando aquellos cuyas Comunidades Autónomas han decidido deflactar el IRPF en su tramo.

Temas
Inicio