Compartir
Publicidad

Cómo regularizar sin sanción pensiones procedentes del extranjero

Cómo regularizar sin sanción pensiones procedentes del extranjero
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Poco después de que la ley de emprendedores, publicada en el BOE del 28 de septiembre del 2013, facilitará la entrada y permanencia a los extranjeros con interés en residir en España por razones de interés económico, permitiendo entre otros puntos obtener la residencia a los extranjeros no residentes siempre que compren una vivienda a partir de 500.000 euros, o hagan una inversión significativa de capital (superior a 2 millones de euros), el Ministerio de Economía publica una nota de prensa en la que se indica que los ya residentes que tengan pensiones procedentes del extranjero dispondrán de un plazo de seis meses para regularizar sin sanción sus pensiones no declaradas.

El proyecto de ley de reforma del IRPF y del Impuesto de la Renta de no Residentes aprobado este viernes en el Consejo de Ministros incluye una disposición a tal fin. Desde el Ministerio de Económica se justifica esta medida alegando el desconocimiento de los contribuyentes, basándose en las características de estas personas, pensionistas de edad avanzada, que tienen mayor dificultad para conocer la legislación española por haber residido muchos años en el extranjero y que, en general, no tienen grandes fortunas.

La Administración tributaria española ha descubierto en los últimos años la existencia de contribuyentes residentes en España que percibían pensiones procedentes del exterior que no habían sido correctamente declaradas en el IRPF.

Estos colectivos dispondrán de un período extraordinario de regularización de seis meses desde enero de 2015. En dicho plazo, los contribuyentes afectados podrán presentar autoliquidaciones complementarias de los periodos impositivos no prescritos en que hayan percibido pensiones del extranjero que no hayan sido declaradas.

Los contribuyentes deberán ingresar el 100% de la cuota tributaria correspondiente, siendo exonerados de sanciones, recargos o intereses de demora.

Esta medida es de aplicación tanto a pensionistas extranjeros residentes en España, como a pensionistas españoles que han retornado tras haber sido emigrantes.

Además, para que no se vean perjudicados aquellos contribuyentes que regularizaron espontáneamente y abonaron recargos, se condona por ley los citados recargos y sanciones, que serán devueltos.

Y próximamente quien sabe si podremos encontrarnos con la regularización de "herencias" no declaradas en el extranjero siempre y cuando el no declarante sea una persona de "reconocida honorabilidad".

Imagen | Joan Sorolla

En Pymes y Autónomos | Mañana 1 de agosto culmina la operación salida de la reforma fiscal, ¿para cuando la operación entrada?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio