Compartir
Publicidad
Publicidad

Cambio de coche en la empresa, opciones a estudiar

Cambio de coche en la empresa, opciones a estudiar
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Una sociedad limitada va a cambiar uno de los vehículos de su flota, entrega el viejo y hace un leasing por el nuevo. ¿Qué variantes tiene a la hora de hacer esta operación? Vamos a tratar el tema desde el punto de vista de la desgravación del IVA y de las condiciones económicas que se plantean al formalizar el leasing.

La empresa, al efectuar la venta del vehículo viejo, puede rebajar el precio de compra del nuevo vehículo, en función de lo que le pague el concesionario, o bien cobrar el importe de la venta y aplicar ese dinero en el abono del IVA de la compra del nuevo vehículo.

La primera opción implica que el precio de compra del vehículo nuevo sea inferior. Eso supone que los intereses y el IVA del leasing sean menores. No tiene mayor repercusión que el cálculo de las condiciones financieras de la operación y de las cuotas que corresponderán a esas condiciones.

En el segundo caso, el precio de compra no varía, pero negociamos con la financiera el abono anticipado del IVA de la operación. Por un lado declaramos el IVA devengado todo junto, y no en cuotas como en el caso anterior, por otro eliminamos el IVA de la cuota de leasing, por lo que sólo pagamos capital e intereses, pero en este caso los intereses que vamos a pagar van a ser mayores, ya que el precio de la compra es más alto.

Elegir una u otra opción irá en función de si interesa declarar el IVA de la operación como una única cuota o en cuotas mensuales. Por otro lado, debemos considerar la carga financiera de hacerlo de una manera o de otra y la diferencia entre la cuota mensual del leasing en cada caso.

En aquellas situaciones en las que la empresa quiera descargar el IVA de una sola vez puede ser más interesante la segunda solución, aunque se paguen más intereses durante la vida del leasing. En otros casos, puede resultar más beneficioso rebajar esos intereses e ir diferiendo la desgravación del IVA según se van pagando las cuotas.

Aquellas empresas que se vean en esta situación deben hacer números y optar por la opción más conveniente.

En Pymes y Autónomos | Comprar, leasing o renting (II). Aspectos fiscales
Imagen | RUDEWORKS

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio