Compartir
Publicidad
Publicidad

Emprendedores en economía social y solidaria

Emprendedores en economía social y solidaria
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No todos los emprendedores tienen como objetivo principal ganar dinero y desarrollar un proyecto empresarial orientado al beneficio económico. Frente al emprendimiento clásico, la economía social pretende generar riqueza, al mismo tiempo que beneficiar a colectivos sociales desfavorecidos.

Una iniciativa reciente de este tipo es el supermercado social recientemente abierto en Plasencia. La pionera de la idea es Consuelo de Miguel Sánchez, una trabajadora social y directora de un hogar de mayores. Al detectar la necesidad de muchas familias de conseguir alimentos de primera necesidad a precios competitivos, Consuelo ha desarrollado un supermercado en el que parados y personas con pocos ingresos pueden obtener comida casi al precio de coste, con descuentos de hasta el 70%. El proyecto no debe verse como una iniciativa de caridad, ya que con sus beneficios ha conseguido generar puestos de trabajo para discapacitados físicos y psíquicos.

Me levanta la moral hablar sobre este tema. Y lo digo porque, a menudo, parece que la única forma de hacer negocio en este país es explotando al personal, con jornadas interminables y salarios míseros. No voy a caer en el tópico de que todos los empresarios son malas personas (por decir algo educado y no caer en lo procaz). Pero hay que reconocer que al empresariado de este país le queda mucho por aprender (empezando por el jefe de la CEOE, que no paga las nóminas de sus trabajadores).

La principal crítica que se plantea a las empresas de economía social es que sólo se sustentan a base de subvenciones. Hay de todo en el sector. Sin embargo, quería dejaros algunos ejemplos de empresas de este tipo que se han convertido en ejemplos a seguir:

  • Corporación Mondragón: Una de las cooperativas más importantes del mundo, séptimo grupo empresarial en España por cifra de negocio y primero en el País Vasco. Su firma estrella es Eroski, aunque la firma está formada por 260 empresas y entidades, agrupadas en tres áreas: financiera, industrial y distribución. Emplea a casi 100.000 trabajadores.

  • Grupo Atlantis: Se trata de un grupo asegurador participado por grandes aseguradoras europeas del ámbito de la economía social. Se divide en cinco compañías, que emplean a 318 trabajadores. Cuentan con casi 135.000 asegurados. Sus productos están orientados, ante todo, a la protección social. Asimismo, cuentan con acuerdos con sindicatos y otras entidades sociales.

  • Ideas: Ideas es la primera entidad española en el ámbito del comercio justo. Trabaja con organizaciones de África, América y Asia, con el fin de desarrollar un modelo económico y de comercialización alternativo, con el fin de permitir el desarrollo económico de los más pobres.

  • COVAP: Es una cooperativa agroalimentaria que opera en la campiña cordobesa. Produce lácteos, quesos, ibéricos, cárnicos y platos precocinados. Está formada por 14.000 socios.

Son sólo algunos ejemplos. Obviamente, las empresas de economía social no son para todos. Sin embargo, no viene mal saber que existe una alternativa a los modelos tradicionales de negocio.

Vía | Extremadura al día Más información | CEPES Imagen | Eleventh Earl of Mar En Pymes y Autónomos | Subvenciones para empresas de economía social

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio