Compartir
Publicidad

Para ganar la guerra ... Busquemos una alianza

Para ganar la guerra ... Busquemos una alianza
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Saltó la noticia hace unos días, "Los operadores se alían para hacer frente a Google y Apple" y es que en tiempos de guerra, una buena alianza puede ayudarnos a la victoria. Otro caso muy significativo y que está muy de actualidad es el de las SIP o fusiones virtuales de cajas de ahorros.

Para lograr la victoria en la 2ª Guerra Mundial los "paises aliados" firmaron, lógicamente, una alianza que, al final, sirvió para derrotar al enemigo nazi. Todo esto nos demuestra que en tiempos de crisis (sea cual sea el carácter de la crisis) una alianza puede decantar el resultado a nuestro favor. ¿Cómo puede extrapolarse esto a los pequeños y medianos empresarios o a los autónomos que todavía resisten en un marco económico muy negativo?

Una alianza empresarial es una estrategia que busca la cooperación entre empresas con el objetivo de que ambas obtengan posiciones más ventajosas a la hora de competir en el mercado, todo ello sin que signifique la pérdida de control accionarial de cada una de ellas por parte de sus gestores.

Buscamos pues la colaboración que permita un beneficio común. Las empresas, como organizaciones sociales, pueden optar por aliarse con competidores, clientes, proveedores o instituciones por diversos motivos económicos o estratégicos. Una pyme con un proyecto serio y viable puede buscar una alianza a la hora de financiarse (ahora que el acceso a los créditos supone un problema), de abrirse mercado (aprovechando la cartera de clientes de su aliado) o, incluso a la hora de compartir costes de elaboración o distribución de productos.

No es imprescindible que los aliados pertenezcan al mismo sector, una asesoría podría colaborar con una empresa informática de manera que si alguno de sus clientes necesitara una renovación de equipos, un diseño web u otro tipo de producto relacionado, podría ponerlo en contacto con los informáticos, de la misma manera que un cliente de la empresa de informática podría recomendar a sus clientes los servicios de la asesoría en cuestión.

Lógicamente el espíritu de la alianza es la cooperación, todos los aliados deben verse beneficiados por la colaboración. Debemos pues de evitar a los parásitos y tener bien claro con quien nos aliamos y cómo lo hacemos. Este tipo de acuerdos son más flexibles, en tanto que no se rompe la independencia de cada uno de las empresas que participan, pero debe estar bien definido.

Para muchos autónomos y pymes, ahora mismo, la guerra es la subsistencia. La coyuntura económica nos fuerza a ser inaginativos a la hora de encontrar las soluciones a los problemas que pueden acabar con nuestra actividad económica. La alianza pueden ser una de las soluciones, no pensemos que este aspecto es sólo para grandes corporaciones.

En Pymes y Autónomos | La Coopetencia Imágen | blahmni

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio