Compartir
Publicidad

Las 25 ciudades más peligrosas para deslocalizarse

Las 25 ciudades más peligrosas para deslocalizarse
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Deslocalización, palabra maldita. Unos, las empresas, cegadas por la fuerte reducción de costes, trasladando sus procesos productivos, administrativos, a lugares donde estos resultan (aparentemente) muy inferiores. Otros, los sindicatos, hablando de competencia desleal, de represión legal a dichas practicas y de movilizaciones obreras. Curiosamente, son pocos los que han centrado el debate en hacerse una pregunta tan simple como si esos costes son realmente tan inferiores como desean unos, o como temen otros. Quizás, si le damos una vuelta al Libro Negro del Outsourcing, de The Brown-Wilson Group, donde se recogen por ejemplo las 25 ciudades más peligrosas para deslocalizarse, para hacer outsourcing, los valoremos adecuadamente.

A continuación reproduzco la lista de ciudades, donde más de uno se puede llevar una sorpresa. Creo que es importante que dado que la deslocalización, o el outsourcing, ya no es patrimonio exclusivo de las grandes empresas, que las medianas se han incorporado a este movimiento, conviene que valoremos adecuadamente los riesgos y los interioricemos dentro de nuestra estructura de costes. Sobre eso volveré luego. Ahora veamos la lista:

    1. Bogotá (Colombia)
    1. Bangkok (Tailandia)
    1. Johannesburgo (Sudáfrica)
    1. Kuala Lumpur (Malasia)
    1. Kingston (Jamaica)
    1. Delhi/Noida/Gurgaon (India)
    1. Manila/Cebú/Makita (Filipinas)
    1. Río de Janeiro (Brasil)
    1. Bombai (India)
    1. Jerusalén (Israel)
    1. Curitiba (Brasil)
    1. Dalian (China)
    1. Juárez (México)
    1. Brasilia (Brasil)
    1. Chandigarh (India)
    1. Colombo (Sri Lanka)
    1. Ho Chi Minh City (Vietnam)
    1. Quezon City (Filipinas)
    1. Accra (Ghana)
    1. Pune (India)
    1. Chennai (India)
    1. Hanoi (Vietnam)
    1. Bangalore (India)
    1. Hyderabad (India)
    1. Kolkata (India)

Más de uno estará mosca al ver en la lista a ciudades de países que, aparentemente, no tienen mala prensa internacional. No es oro todo lo que reluce, no. Por ello, y ahora vuelvo a insistir, es un error de gestión no analizar los riesgos que supone trasladar parte de nuestros procesos a determinados lugares. Debemos analizar los riesgos, debemos mitigarlos, y debemos ser conscientes de que más allá de que consigamos, a través de seguros y similares, una compensación económica, esa nunca será total, nunca podrá cubrirnos totalmente de la paralización de nuestras lineas de negocio, de las perdidas humanas, etc. En muchas ocasiones, esos menores costes explícitos suponen unos mayores costes implícitos. Nadie regala nada.

Por ello, creo que estas decisiones han de ser muy meditadas. Primero, veamos si existen alternativas más próximas, más seguras, pero más desconocidas. Segundo, reconozcamos que el no asumir dicha deslocalización puede suponer también un riesgo, comparemos ambos, y tomemos una decisión. Gestionemos, en una palabra.

Vía|Historias de JP Más información|¿Por qué no nos vamos? En Pymes y autónomos|Off-shore vs. near-shore Imagen|David Silverline

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio