Compartir
Publicidad

Compartir puesto de trabajo y sueldo, el futuro de la repartición del empleo

Compartir puesto de trabajo y sueldo, el futuro de la repartición del empleo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El jog sharing es una de las tendencias que asoman ya en Europa. Se trata básicamente de que dos empleados compartan un único puesto de trabajo. Se reparten las horas, la responsabilidad, pero también la remuneración. Una de cada cuatro empresas en Europa ya oferta este tipo de condiciones, y la cifra se dispara en Reiuno Unido llegando casi a una de cada dos. Por eso en compartir puesto de trabajo y sueldo puede que esté el futuro de la repartición del empleo.

El concepto parece complicado, pero no deja de ser un trabajo a media jornada, donde se forma un equipo de dos personas para llevar adelante el trabajo de una sola. ¿Qué gana la empresa con esto? Más flexibilidad, ya que si un empleado no puede asumir más carga el otro si podría hacerlo. Para los empleados esta misma flexibilidad ayuda a conciliar mejor vida personal y profesional.

Pero para que funcione es necesario contar con un buen equipo. No basta con juntar a dos personas para hacer lo mismo. Hay que trabajar codo con codo y establecer una división del trabajo adecuada. Se pueden compartir responsabilidades, donde ambos empleados son a la par encargados del buen desarrollo del mismo.

En otras ocasiones si se puede dividir por tareas, uno se ocupa de un área y otro del resto. Pero siempre es imprescindible una buena comunicación. Porque en muchos casos para que uno empiece su trabajo es necesario que el otro área este finalizado. No es como en un relevo de turno de trabajo, donde más allá de las novedades que se necesiten conocer no hay que comentar mucho más.

¿Funcionaría en España? La verdad es que tengo mis dudas. En empresas donde se alargan los trabajos este tipo de puestos no funcionarán. Ninguno de los dos quiere eso, si se comparte empleo es para poder conciliar, no para asumir picos de trabajo en determinados momentos trabajando dos a jornada completa por el precio de uno.

También falta mucha cultura organizativa en muchas empresas y el tejido de la pyme en nuestro país nos lleva más al modelo micropyme. Muchas pueden encontrar ventajoso tener a dos empleados a media jornada en lugar de uno solo, pero el coste de tener que organizar el trabajo acaba por hacerlos desistir en muchos casos.

Imagen | Ben_Kerckx

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio